•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alberto Rosales coordinador del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, en Estelí señaló esta mañana que el motín ocurrido en el Sistema Penitenciario Puertas la Esperanza de esta ciudad, se originó primeramente por el maltrato, el cual el día de hoy desde las 4:00 A.M. recibieron los privados de libertad por parte de funcionarios del penal.

Se informó que los trabajadores de la cárcel hicieron una requisa y golpearon a varios prisioneros, lo cual creó malestar. No obstante, la gota que derramó el vaso fue que los funcionarios prohibieran la visita que a las 8:00 a.m. tenía uno de los pabellones del penal.

Hasta el momento se sabe que la Cruz Roja ha transportado 10 heridos y se ha incendiado el área donde recibían clases los internos, por lo cual es notorio varias columnas de humo. Los bomberos informaron estar pendiente de la situación.

Luego del incidente, entró al penal una delegación de madres de los privados de libertad para ver de qué manera podría mediar para que se resuelva la situación. Algunos de los reos se han subido a los muros y exigen a las autoridades que cese el maltrato en su contra.

De momento se ha reportado la presencia de cien efectivos policiales entre agentes de línea y antimotines, además de funcionarios del Ministerio de Gobernación y unos 20 efectivos del Ejército de Nicaragua.

Este penal tiene capacidad para 600 internos y actualmente se encuentran más de mil.

La doctora Vilma Núñez, presidenta del Cenidh,  detalló que lo sucedido es una muerte anunciada de la cual se ha estado advirtiendo a las autoridades por la gran sobrepoblación y el maltrato que ocurre dentro del penal.

Núñez demandó a las autoridades que no se utilice la fuerza y que resuelvan la situación de una manera negociada.

Además señaló que la muerte de cualquiera de estos privados podría recaer bajo la responsabilidad del Estado de Nicaragua, si se llegara a usar la violencia.