•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se reunió hoy con el director del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víctor Ivanov y destacó el acuerdo de cooperación suscrito entre ambos países para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Durante el encuentro, el mandatario nicaragüense expresó su satisfacción por ese acuerdo, del cual dijo, permitirá a ambos países "unir esfuerzos" en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, que "es una batalla que se libra a nivel mundial".

Observó que Mesoamérica "es un corredor obligado" del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, uno de los principales consumidores de estupefacientes.

La jefa de la Policía nicaragüense, Aminta Granera, y el jefe antidrogas ruso, quien está de gira por Centroamérica y México, firmaron este jueves un acuerdo de cooperación para combatir el narcotráfico.

Ambos países intercambiarán asistencia técnica, asesoría e información y ejecutarán operaciones coordinadas contra el narcotráfico y el crimen organizado, según el acuerdo.

También compartirán experiencias y capacitaciones, efectuarán investigaciones científicas y académicas, e impulsarán actividades para prevenir el consumo y tráfico de drogas ilícitas.

Durante el encuentro con Ortega, Ivanov destacó "los resultados positivos" de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico, los cuales, dijo, han decomisado 105 toneladas de drogas en los últimos 10 años, y se han incautado 25 aviones y 50 embarcaciones en ese período.

Asimismo, subrayó que el Servicio de Control de Drogas de Rusia formará oficiales de la Policía de Nicaragua.

Ivanov, que también se reunió con la Comandancia General del Ejército nacional, está en Nicaragua como parte de una gira en la región que ya lo llevó a El Salvador y que incluye México y Panamá para firmar acuerdos de combate al narcotráfico, según los pocos detalles de su agenda que han trascendido.

En Rusia, alrededor de 1,5 millones de personas son drogodependientes, hasta 4 millones consumen drogas y unas 126.000 con edades comprendidas entre los 15 y 34 años mueren anualmente como consecuencia de las sustancias prohibidas, según cifras oficiales.

Centroamérica, por su posición geográfica, es utilizada como corredor para el tráfico de la droga producida en Suramérica hacia México y Estados Unidos, y en los últimos años su territorio también es utilizado por los narcotraficantes como "bodega" de drogas.

Washington considera que por esta región transita hasta un 90 por ciento de las aproximadamente 700 toneladas métricas de cocaína que entran a Estados Unidos procedentes de Colombia.

Centroamérica, considerada una de las zonas más violentas del mundo, tiene 45,7 millones de habitantes y registra una tasa de 44 homicidios anuales por cada 100.000 habitantes, cuando la media mundial es de 8, según datos de la ONU.