•  |
  •  |

El próximo lunes comenzará oficialmente el año académico en los recintos universitarios más grandes de la capital, incluidos dentro del Plan de Transporte Nocturno, que fue inaugurado el pasado 13 de febrero, pero se espera que se realice una nueva reunión con los altos mandos policiales para redefinir la estrategia y ver los puntos vitales en los que se necesita presencia de agentes.

El plan ya fue inaugurado, debido a que la Universidad de Managua, UdM, había comenzado las clases. Esto causó malestar entre la dirigencia de la Unión de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, quienes indicaron que no habían sido invitados a las reuniones entre el Irtramma, los transportistas y grupos de estudiantes de otros recintos.

Miguel Álvarez, Presidente de la Cooperativa Colón y de Urecootrain, señaló que esperan que con la apertura del año académico en todas las universidades capitalinas, haya mayor presencia de la Policía Nacional, y que quizá la ausencia de agentes se deba a que hasta ahora solo es una de las casas de estudio la que está trabajando.

En cuanto a la demanda que hace UNEN, explicó que no son ellos como sector transporte los que invitan a los diálogos a las universidades.

Mientras tanto, Juan Francisco Maradiaga, Presidente de la Cooperativa “Parrales Vallejos”, refirió que ellos están echando a andar el plan, pero que esperan la nueva reunión con las autoridades policiales.

Zonas críticas preocupan

En el caso de la Cooperativa Colón, son tres las rutas que están garantizando unidades: 114, 112 y 107, está última es una de las que más puntos críticos tiene desde su salida en el barrio “Camilo Ortega”, luego hay otros focos delincuenciales en El Zumen y en el Gancho de Caminos, donde se apostará para esperar a los estudiantes del Rucfa.

Las rutas 114 y 106 --incluidas en el plan--, pasan por la UCA y por la UNAN, y se espera que salgan de la terminal a  las 8:45 la penúltima, y la última a las 9:00 de la noche.

En el caso de la 117 y de la 118, Maradiaga resaltó que los lugares de mayor peligro en su recorrido son la UCA y la pista El Recreo, donde la delincuencia de la zona también afecta las rutas 158 y MR4.

Aunque habrá una nueva reunión, el segundo jefe de la Policía de Managua, comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, ayer varió la cifra de agentes, al señalar que solo a bordo de rutas habrá 70 hombres, mientras el servicio policial civil lleva 40 miembros en otras rutas.