•  |
  •  |

Directivos de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, CHN, empresa que desarrolla el proyecto de generación de energía renovable Tumarín, confirmaron ayer a EL NUEVO DIARIO que en febrero del próximo año arrancarán de lleno las obras de construcción para desviar el río Grande de Matagalpa, uno de los trabajos de mayor magnitud del proyecto, que incluye también construir una represa y un embalse de 40 kilómetros cuadrados.

Marcelo Conde, Presidente de CHN, realizó una amplia exposición a EL NUEVO DIARIO, en la cual aclaró que la obra va por buen camino y que están próximos a terminar las negociaciones para definir los contratos de compra-venta de energía con el Gobierno, que establecen un costo promedio por megavatio producido de US$118, con un incremento del 3% anual, aplicado una vez que empiece a producir energía.

Además, aseguró que el financiamiento por US$590 millones que proporcionarán el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil, Bandes, y el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, está asegurado.


Asimismo, indicó que parte del paquete de negociaciones sostenidas con el Ministerio de Energía y Minas, que finalizará en 30 días, permitirá de nuevo otorgar la ratificación de la licencia de generación a favor de CHN y la obtención de garantías de pago de la energía vendida a la distribuidora Gas Natural.

Se estima que Tumarín producirá hasta 253 megavatios de potencia, bajo una inversión de US$1,100 millones, garantizándole al país ahorros en la factura petrolera de US$2,288 millones en los primeros 10 años de operaciones.  


“No hay ninguna duda de que el proyecto vaya a ejecutarse. Hemos avanzado en la construcción de la carretera que conecta hasta Apawás y dos campamentos de obreros que están a la espera definitiva del inicio de las obras. A la fecha, se han invertido US$26 millones, que incluyen los estudios técnicos y demás obras que se han realizado. Hasta hoy estamos bastante contentos con los avances obtenidos”, indicó Conde.

Nivel de inversiones de Tumarín eleva costos de generación
Conde explicó que dado que el proyecto requiere de mucha inversión en obras de infraestructura --entre otras la construcción de un canal para desviar el río Grande de Matagalpa--, transporte de maquinaria a la zona del proyecto, la carretera de 50 kilómetros que va desde San Pedro del Norte hasta el poblado de Apawás, y una línea de transmisión eléctrica, hizo que se acordara definir el precio promedio de cada megavatio producido en US$118, lo cual permitirá garantizar la recuperación de capital invertido.

“Sin estas inversiones, el costo promedio de cada megavatio producido sería de unos US$109, es decir, un estimado del 7% menos del precio de US$118 antes mencionado”, agregó.

El presiente de CHN señaló que la obra dejará grandes beneficios sociales, como el desarrollo económico en la zona de la Cruz del Río Grande, San Pedro y Apawás, donde se construirá un nuevo poblado para beneficio de unos mil habitantes que serán reubicados, y donde se contempla que funcionen escuelas, centros de recreación, iglesias y todas las comodidades que les garantizan un modo de vida mejor del que ahora tienen, con programas de desarrollo emprendedor empresarial.

“El embalse que se construirá permitirá una navegación segura, donde toda la región de Apawás tendrá disponibilidad de sacar su producción lechera y demás productos que se cultivan; además, abre la conexión con la región de Caribe Sur del Nicaragua”, indicó.

Proceso de indemnizaciones avanza

Conde indicó que el proceso de indemnización de las personas que serán reubicadas, dueños de fincas y viviendas, tiene un avance del 15%.  
 

 

 
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus