•  |
  •  |

Para Jared Genser, abogado del estadounidense Jason Puracal, preso en el país por  crimen organizado y lavado de dinero, Naciones Unidas podría dar su informe del caso en seis meses como máximo y determinar que Nicaragua violó las leyes nacionales e internacionales que protegen los derechos humanos de las personas.

Vía telefónica desde Estados Unidos, Genser dijo a EL NUEVO DIARIO que Nicaragua como miembro de las Naciones Unidas debió respetar algunas garantías de las que gozan los ciudadanos de los países que son parte de este organismo, como por ejemplo, tener un juez “independiente y objetivo”.

Otro punto a favor de su cliente, destacó Genser, es el hecho de que personeros de la Secretaría de Estado de Estados Unidos, lugar donde remitieron una carta expresando lo sucedido a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, han expresado preocupación.

“No hay evidencias”

“Reconocen que no hay evidencia en contra de Jason y están preocupados por las condiciones en que se encuentra: está en una celda con ocho personas y no hay espacio suficiente”, señaló el reconocido abogado, que trabaja en una organización que se dedica a liberar prisioneros de conciencia en todo el mundo.

“Aunque Jason no es un prisionero de conciencia, es un caso donde no hay una evidencia que alega que tiene culpabilidad, y se han visto varias violaciones en el proceso”, manifestó.

La preocupación del Senado va más allá, y expresa que Jason Puracal corre peligro en la cárcel de Tipitapa, donde puede ocurrir algo parecido a lo de Honduras. “Corre riesgo de que pueda pasar lo mismo”, insistió el experto en Derecho.  A pesar que en el pasado han pedido reunirse con el presidente Daniel Ortega, Genser aprovechó para hacerle un llamado público al mandatario para que ordene a “sus fiscales una revisión de la falta de evidencia en este caso”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus