•  |
  •  |
  • END

Con el calor del mediodía y después de haber entonado el Himno Nacional, se inauguró la exposición fotográfica documental e histórica que conmemora los 30 años de la toma del Palacio Nacional, ocurrida un 22 de agosto de 1978.

El “Comandante Cero”, Edén Pastora, acompañado de su hermana, esposa y parte de los combatientes que en aquel día formaron parte del Comando “Rigoberto López Pérez”, recordó cómo ejecutaron la operación “Muerte al Somocismo”, que dio pauta a la insurrección de todo un pueblo oprimido por la dictadura somocista.

“Aquí sólo hay parte de los 25 que en un operativo entramos al Palacio Nacional”, dijo Pastora. “El mundo entero tornó los ojos a Nicaragua”, pronunció en aquel entonces el llamado “Comandante Cero”, porque pudieron demostrar que la Guardia Nacional y el Somocismo eran vencibles.

Nostalgia a flor de piel
Esta ocasión fue aprovechada por Pastora para contestar a los que le critican y señalan que estuvo en contra del Frente Sandinista, que lo tildaba de “traidor a los ideales de la Revolución”. Además, ratificó su apoyo al gobierno del presidente Daniel Ortega, porque “como sandinista que soy, tengo que apoyar al gobierno”.

Con los ojos llorosos, el público que asistió a esta inauguración recordó el antes y después de la toma del Palacio, y al momento de soltar las cintas azules y blancas puestas en la puerta, los aplausos fueron el sonido de la alegría hecha recuerdo.

Las fotos exhibidas donde se pueden reconocer a simple vista a parte de los 25 valientes, como Dora María Téllez, forman parte de la colección privada de Edén Pastora, al igual que el rifle que usó en aquel memorado día.