• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

El Gobierno costarricense criticó hoy al Parlamento Centroamericano (Parlacen) por pronunciarse de forma "parcializada" sobre el conflicto limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua, y recordó que Costa Rica desconoce tanto a ese organismo legislativo como a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ).

"No nos extraña (el pronunciamiento) porque (el Parlacen) es un órgano que, al igual que la Corte Centroamericana de Justicia, Costa Rica ha desconocido por razones jurídicas, históricas y de interés nacional", declaró el vicecanciller costarricense, Carlos Roverssi, en declaraciones a la emisora Radio Reloj.

El Parlacen, con sede en Guatemala, reconoció el lunes como "vinculantes" las resoluciones emitidas por la CCJ, en las que ordenó en enero pasado a Costa Rica suspender la construcción de una carretera de 120 kilómetros en su territorio y paralela al fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, que según Managua provoca daños ambientales.

Costa Rica ha ignorado las resoluciones de la Corte Centroamericana, que tiene sede en Managua, y ha continuado construyendo el camino de lastre que une a una veintena de comunidades.

Este martes, el presidente del Parlacen, el dominicano Manolo Pichardo, ofreció al organismo como "espacio político" para que los dos países "presenten sus posiciones", y habló de la posibilidad de que también sirva de mediador en un conflicto que puede "alterar la buena marcha de la integración regional centroamericana".

"No nos preocupa lo que dice el Parlacen porque no es vinculante al igual que lo que es la Corte, pero sí nos preocupa que se siga tratando de 'centroamericanizar' el tema", manifestó Roverssi en sus declaraciones a la radio local.

El diplomático aseguró que "algunos voceros nicaragüenses" del Parlamento regional son los que se han expresado sobre el litigio, por lo que, añadió, "pareciera que Nicaragua a través de acólitos trata de evitar que el debate se genere donde está: en la Corte Internacional de Justicia".

Hace un par de semanas una delegación del Parlacen encabezada por Pichardo visitó Costa Rica en un intento de acercamiento y se reunió con diputados, representantes de partidos políticos y el canciller Enrique Castillo.

"Vino un miembro importante del Parlacen tratando de acercarse a Costa Rica y 10 días después salen con un pronunciamiento absolutamente parcializado, basado en datos falsos y que lo que hace es profundizar más la crisis que viven Costa Rica y Nicaragua", afirmó el alto funcionario.

"Los costarricenses no apoyamos un parlamento que gasta millones de dólares para no hacer nada y que ha servido para proteger a algunos personajes cuestionados en sus países", sentenció Roverssi.

Costa Rica y Nicaragua mantienen una disputa desde octubre de 2010, cuando el primer país acusó ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a su vecino de invadir con militares y civiles y causar daños ambientales en un humedal fronterizo en el Caribe, en un territorio que ambos países reclaman como propio.

Costa Rica denunció a principios de este mes que la Corte Centroamericana de Justicia "distorsiona" su papel frente al litigio territorial entre los dos países, y pidió a las instancias regionales tomar "cartas en el asunto para evitar un daño irreparable" al Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

El Parlacen fue creado en 1992 y está integrado por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana y tiene como observadores a México, Venezuela, Taiwán y Puerto Rico.

Por su parte, la Corte Centroamericana de Justicia se creó en 1991 y actualmente cuenta con seis magistrados de El Salvador, Honduras y Nicaragua, Guatemala está por nombrar sus representantes, y Costa Rica y Panamá no la reconocen.