•  |
  •  |
  • END

Conscientes del abandono y de la desatención a las comunidades y pueblos indígenas que habitan la zona del Alto Coco, los alcaldes de los municipios de Wiwilí, El Cua y San José de Bocay, decidieron respaldar la nueva demarcación de sus territorios para conformar una tercera zona especial para las comunidades ubicadas en la zona alta del Wangki.

Un foro previsto para abordar la situación de la reserva Bosawas se convirtió en el foco de discusión del decreto, bajo el argumento que nunca el gobierno central les consulta en decisiones que atañen a sus territorios.

Mario Quintana, quien trabaja para el ONG Project Concern International, que esperaba presentar las acciones contenidas dentro del Plan de Desarrollo Departamental para protección del medio ambiente, le dio un giro a su presentación al centrarse en la propuesta de demarcación.

Indígenas defienden decreto
El líder indígena Primitivo Centeno aclaró que la propuesta, que es del Presidente Daniel Ortega, intenta reconocer las demandas históricas de los pueblos indígenas Miskitos y Mayagnas, que nunca han sido tomados en cuenta en los planes de inversión municipal de sus municipios y por lo tanto han permanecido en el abandono.

Agregó que la propuesta no es más que un mandato a los diferentes ministerios del Estado para que dirijan acciones y proyectos de desarrollo en estas comunidades, en las áreas de salud, educación, infraestructura y seguridad ciudadana, en especial.


Construyen nueva delegación policial
Como resultado de la propuesta, la Policía ya ha iniciado la construcción de una delegación policial que estará ubicada en la comunidad de Ayapal, dijo el segundo jefe de la Policía de Jinotega, comisionado José Esteban Rocha, quien explicó que para que un indígena que vive en una de las comunidades ubicadas en la parte alta del río pueda poner una denuncia, debe viajar durante un día entero a un valor económico cerca de 800 córdobas.

Federman Palacios, vicealcalde de San José de Bocay, manifestó, por su lado, que él no se opone a la propuesta de división, y dijo que se deben establecer las vías de comunicación entre las autoridades del régimen especial y las autoridades municipales en aras de concertar un plan de desarrollo integral.

Con dicho objetivo se han programado cita los alcaldes de Wiwilí, Bocay y El Cua, junto con las autoridades del régimen especial, donde ya existe un gobernador, para el próximo diez de septiembre en el municipio de Wiwilí.

Critican carta de autoridades de la RAAS
Mientras tanto, Primitivo Centeno criticó a las autoridades municipales y territoriales de la Región Autónoma del Atlántico Sur, las que en meses pasados emitieron un pronunciamiento en contra del decreto argumentando que les están cercenando el territorio.

“Qué triste que nuestros hermanos de la RAAS no conozcan Nicaragua ni tengan la molestia de revisar en el mapa dónde queda el Alto Coco, ya que en todo caso los que deberían protestar son las autoridades de la RAAN, y en cambio hemos tenido todo el apoyo de ellos”, expresaron.