Edgard Barberena
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El vicario de la Catedral Metropolitana de Managua, padre Bismarck Conde censuró este domingo cualquier injerencismo en Nicaragua, "ya sea de ex presidentes o presidentes actuales".

La reacción del prelado se produjo después que los periodistas le consultaron sobre la agitada semana que pasó Nicaragua después de la "polvareda" gubernamental que levantaron las declaraciones que hiciera en Managua el ex presidente mexicano Vicente Fox, quien demandó cambios en el país.

Dijo que ahora que se acercan las elecciones municipales "pues cada partido político tiene sus propias estrategias políticas, pues uno le tira al otro y busca los personajes para desgastar políticamente a su contrincante".

"Se dice que la derecha trajo a un ex presidente (Fox) y que el ex mandatario habló mal del gobierno actual, pero él tendrá sus criterios y palabras para poder decirlo, que otros lo acusaron de injerencista en nuestra patria, pero creo que nuestra gente es muy inteligente", dijo el religioso.

Hace falta madurez política
Conde es del criterio que "los nicaragüenses todavía no hemos madurado políticamente, creo que todavía estamos en pañales y eso hace que busquemos con herir o maltratar al contrincante político".

El sacerdote dijo que la última declaración emitida por la Conferencia Episcopal de Nicaragua "la vamos a estudiar con nuestros fieles en el púlpito, donde llamaremos siempre a esa madurez política que es la que nos hace falta".

Dijo que el también se opone a aquellos presidentes que vienen al país a hablar fuerte y ponernos en contra de otras naciones "por eso nos oponemos a los dos polos".

Con respecto al calificativo de "diabla" que el vice canciller el vicecanciller Manuel Coronel Kaútz le hizo a la embajadora de Suecia, Eva Zetterberg, el religioso recomendó a "moros y cristianos" a "cuidar nuestro lenguaje".

Este domingo el religioso durante la homilía en la misa dominical que celebró en la Catedral hizo referencia al tema con frases bíblicas.

Dijo que los judíos no querían a los paganos y "el Señor al dirigirse a dos ciudades, Tiro y Sidón y los judíos llaman a los paganos perros y el Señor para suavizar esa palabra fuerte ahora en el Evangelio les dice perritos".

"Creo que hay que evitar ese tipo de lenguaje y una persona tiene derecho a que la llamen por su nombre", indicó el padre Conde quien fue del criterio que utilizar ese tipo de calificativos es faltarle a la dignidad de una persona", indicó.