•  |
  •  |
  • END

En un contexto desfavorable, cuando se le acaba de activar el emblemático “Caso Zoilamérica”, el presidente Daniel Ortega reactivó ayer las tropas especiales “Pablo Úbeda”, una unidad especializada en inteligencia y contrainteligencia y operaciones de golpes de mano a la naciente contrarrevolución en 1979. Ahora, según el presidente, “combatirán la pobreza, repartirán cocinas y tanques de gas, y apoyarán las jornadas de salud”.

Ortega, que participó en el acto del 29 aniversario de estas tropas que estuvieron bajo los mandos del Ministerio del Interior, anunció que una cuarta mujer, “Esperanza”, miembro de las FARC y de origen colombiano, se encuentra asilada en Nicaragua, tras recurrir a la embajada de este país en Ecuador y presentar varios charneles en su cuerpo como resultado del ataque del primero de marzo en las selvas ecuatorianas donde también murió su compañero de seudónimo “Lucho”, según los detalles de Ortega.

El presidente también informó que una de las dos colombianas sigue en estado crítico luego de varias operaciones, y que la mexicana Lucía Morett ya es residente nicaragüense.

Se adelanta a Santos
El mandatario se adelantó a lo que según él podría hablar hoy el ministro de Defensa de Colombia, el general Santos, “que seguramente acusará a Nicaragua cuando él utilizó símbolos de la Cruz Roja Internacional. Nosotros lo hacemos por medidas humanitarias”, reiteró al referirse a las acciones de protección a las tres jóvenes colombianas y a una mexicana.

Inusualmente, es la segunda vez que Ortega habla temprano. El sábado ofreció su discurso en Jinotega en horas tempranas de la tarde, y ayer, en ocasión de la fundación de las Tropas Pablo Úbeda, lo hizo antes de las seis de la tarde. “A partir de hoy, a las 5 y diez minutos con 25 segundos, se organizan de nuevo las “Tropas Pablo Úbeda” para combatir el hambre y la insalubridad”, dijo.

Ataca a medios y se cura en salud
Para curarse en salud, extrañamente Ortega hasta sugirió el titular de los diarios que según él lo adversan “porque son de la misma familia, de la oligarquía. Sí, mañana van a decir con “salinidad” (malicia) que estamos organizando las TPU quién sabe con qué fines y van a ver los titulares”.

El presidente reivindicó en una clara admisión que su gobierno favorece al Canal 4. “Sí, nos critican de secretismo por un lado, y si usamos sólo el Canal 4 para nuestras actividades, entonces nos acusan de concentrar todo en estos medios, como si sólo ellos tiene derecho a tener medios”.


Qué son las Tropas Pablo Úbeda?
Pablo Úbeda fue un mítico guerrillero, héroe de Pancasán, que según las leyendas campesinas, se convertía en cadejo y pizote. Tenía la virtud de pasar un día por el comisariato, otro día aparecía en una quebrada; era el dolor de cabeza de los jueces de mesta y de los orejas de la Guardia Nacional.

Los altos mandos del Ministerio del Interior, entre ellos René Vivas, Walter Ferrety y Tomás Borge, fundaron en su nombre las Tropas Pablo Úbeda, primeras armadas de “cazabandidos” en las montañas de Río Blanco y Matiguás, y uno de los principales golpes lo asestaron en el cerro Bilapí en 1980. Su misión era la caza de las primeras células contrarrevolucionarias y lo hacían con un previo trabajo de inteligencia y luego operaban con “golpes de mano”.

Eran tropas de despliegue rápido, con armas de asalto, dinamiteros, armas de apoyo, y vestían uniformes del Ejército de la República Democrática Alemana, de donde también recibían otras formas de avituallamiento. Eran hombres fornidos, en su mayoría ex combatientes de la guerrilla, campesinos, con mucha participación en la guerrilla y experiencia en emboscadas, y sus mayores operaciones estaban centradas en las montañas de Matagalpa y Jinotega.