Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El Vicario de la Catedral Metropolitana de Managua, padre Bismarck Conde, calificó de incoherente algunas posiciones del Presidente Ortega, que se deshace en ataques a sus críticos, pero los llama a acercarse a su gobierno con propuestas.

“A veces es difícil ser coherente con los que decimos y hacemos y esto nos puede pasar a cualquier cristiano”, dijo. Al mismo tiempo, hizo referencia a la necesidad de ser sincero, y advirtió que la falta de ese atributo, deja abierta las puertas abiertas a sus adversarios “porque por muy enojado que esté, yo no puedo ofender o herir al otro, hay muchas maneras para expresarse y eso no ayuda al país”, indicó.

Dijo también Conde, que no comparte que Ortega y su esposa Rosario Murillo vean un enemigo en cada opinión que le señalen desaciertos. Recordó el religioso que cuando Ortega andaba en campaña electoral durante una reunión dijo: “Cuando nosotros nos equivoquemos, qué bueno sería que nos hagan ver esa falta para poder corregirla”.

Estimó que no ve nada malo en que alguien diga: “Ve, el gobierno no va avanzando bien, que las gestiones no se están haciendo como deben hacerse, que no hay transparencia, eso no es ningún delito y no se les debe llamar enemigos”, señaló. “Yo como sacerdote puedo conocer a mis amigos, y si tengo enemigos, rezo por ellos, pero no todos los que se acercan a mí son amigos o enemigos. Ellos (el Presidente y su esposa) tendrán sus razones por las cuales dirán quiénes son sus enemigos”, opinó.


Contra injerencismo de Fox
El religioso censuró cualquier injerencismo en Nicaragua, “ya sea de ex presidentes o presidentes actuales”.

La reacción del prelado se produjo después de que los periodistas le consultaron sobre la agitada semana que pasó Nicaragua después de la “polvareda política” que levantaron las declaraciones que hiciera en Managua el ex presidente mexicano Vicente Fox, quien demandó cambios en el país.

Dijo que ahora que se acercan las elecciones municipales, “pues cada partido político tiene sus propias estrategias políticas, pues uno le tira al otro y busca los personajes para desgastar políticamente a su contrincante”.

“Se dice que la derecha trajo a un ex presidente (Fox) y que el ex mandatario habló mal del gobierno actual, pero él tendrá sus criterios y palabras para poder decirlo, que otros lo acusaron de injerencista en nuestra patria, pero creo que nuestra gente es muy inteligente”, dijo el religioso.

Dijo que él también se opone a aquellos presidentes que vienen al país a hablar fuerte y ponernos en contra de otras naciones.

Conde es del criterio que “los nicaragüenses todavía no hemos madurado políticamente, creo que todavía estamos en pañales y eso hace que busquemos cómo herir o maltratar al contrincante político”. El sacerdote dijo que la última declaración emitida por la Conferencia Episcopal de Nicaragua “la vamos a estudiar con nuestros fieles en el púlpito, donde llamaremos siempre a esa madurez política que es la que nos hace falta”.

Llama a evitar lenguaje ofensivo
Con respecto al calificativo de “diabla” que el vicecanciller Manuel Coronel Kautz usó contra la embajadora de Suecia, Eva Zetterberg, el religioso recomendó a “moros y cristianos” a “cuidar nuestro lenguaje”.

Ayer el religioso durante la homilía en la misa dominical que celebró en la Catedral hizo referencia al tema con frases bíblicas. “Creo que hay que evitar ese tipo de lenguaje, y una persona tiene derecho a que la llamen por su nombre”, indicó al finalizar la misa. “Utilizar calificativos es faltarle a la dignidad de una persona”, indicó.