•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El décimo cuarto coloquio de mujeres sobre avances y retrocesos de los derechos humanos, laborales y de género, de las trabajadoras de la maquila, dejó como resultado la demanda de una reforma al Código del Trabajo, pues consideran que no responde a la protección integral en las actuales
condiciones.

Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras “María Elena Cuadra”, instancia que realizó la actividad, indicó que entre las demandas del sector está la inclusión del aspecto de género, pues no representa al 51 por ciento de la población nicaragüense, que es femenina.

Código obsoleto

Entre los señalamientos está que el actual Código fue promulgado en 1944 y tras razones de cambios tecnológicos, económicos y políticos, no responde a la sociedad actual, dado que es muy general.  

“No se incluyen las condiciones de género, donde las mujeres representan la mitad de la población económicamente activa, no se incluyen las condiciones específicas de seguridad laboral para las empresas de Zona Franca, tampoco para los trabajos en las empresas de vigilancia”, expresó Ramos.

Destacó que el Código se ha venido parchando por décadas, con reformas mínimas, pero se necesita una reforma integral y ajustada a las demandas actuales.

“El Movimiento “María Elena Cuadra” analizará el Código y presentaremos nuestras valoraciones. En el año 2000 ya hicimos una propuesta, pero el movimiento sindical en esa ocasión se opuso y quedó engavetada. Nuevamente queremos poner el tema en discusión”, dijo Ramos.

Según el mapeo de la situación laboral, en las empresas de Zona Franca, del tabaco y del maní, realizado por un mil 200 mujeres, se muestra un panorama de subidas y bajadas en referencia a los derechos laborales.

Obvian derechos laborales
Se destaca que en la actualidad no solo hay una nueva generación de trabajadoras de estas empresas, en especial de Zonas Francas, sino que también hay algunos inversionistas que recientemente han invertido en Nicaragua, pero no están conscientes de los derechos laborales.

Otro aspecto abordado es que aunque se denotan avances persisten los problemas con el pago de las prestaciones laborales. Unas empresas lo hacen por cuotas y otras simplemente desaparecen del país y hay que hacer embargos para que los trabajadores obtengan sus liquidaciones.

Por otra parte, en las empresas de nueva inversión resurgen antiguos problemas como los baños enllavados, mujeres embarazadas que al regresar del subsidio son despedidas, violencia verbal y psicológica, esto sin hablar del tema de salud y seguridad laboral.

Los resultados del coloquio serán compartidos con el Consejo Superior de la Empresa Privada, con la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil, Ministerio del Trabajo y con la Corporación de Zonas Francas, para que valoren la situación y ver de qué manera se superan los problemas.