•   Tola, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A la disputa entre los inversionistas  de Punta Teonoste y la Procuraduría General de la República PGR,  podría incluirse un nuevo personaje, que con documentos en mano demostró ser apoderado general de un ciudadano que a su criterio es el verdadero propietario de las 65 manzanas de estas valiosas tierras costeras de Tola, gracias a una asignación que le hizo el gobierno del expresidente Arnoldo Alemán.

La asignación de las 65 manzanas fue a nombre de Miguel Ángel Serrano Hoffman,  y de acuerdo con documentos que están en poder de EL NUEVO DIARIO, fue oficializada el 13 de julio de 1999, por Marco Antonio Centeno Caffarena, quien en esa época era Director General de la Oficina de Titulación  Rural,  OTR.

La constancia de asignación por parte de Centeno Caffarena señala que fue a solicitud del beneficiario, y textualmente expresa: “Esta institución --OTR-- de conformidad con  Resolución del Comité del Aprobaciones, Número R-CA-OTR-0151-99 del día trece de julio  de mil novecientos noventa y nueve, otorga asignación  del bien antes descrito a favor del señor  Miguel Ángel Serrano  Hoffman”.

A la vez, se detalla que las 65 manzanas formaban parte de la Finca San Martín, que perteneció a Cornelio Hüeck. Sin embargo, Serrano Hoffman, nunca logró inscribir la propiedad en el Registro Público de Rivas, y como parte de su lucha por inscribir la propiedad, el 15 de febrero de 2006 buscó al abogado Ubaldo Javier Gómez para que le elaborara una escritura de poder generalísimo para darle toda la  potestad sobre el bien inmueble a un reconocido personaje  que de momento pidió el anonimato.

La escritura del poder generalísimo es la número 19, y en ella Serrano Hoffman le extendió todo el poder a este personaje de Rivas, para que pueda vender, hipotecar o alquilar la propiedad, o bien enajenar o gravar toda clases de bienes ya sean muebles  o inmuebles del otorgantes.

No obstante, este personaje aseguró que le ha tocado vivir “toda una odisea” para inscribir la propiedad, al igual que le sucedió al beneficiario, “pero vamos a seguir luchando porque tenemos los documentos y los planos de la asignación que dio el gobierno sobre estas 65 manzanas, que son las mismas donde aparecieron como dueños los inversionistas de Punta Teonoste”, señaló.

Cabe señalar que la asignación a favor de Serrano Hoffman, curiosamente, se hizo en el mismo mes y año en que la propiedad fue inscrita a favor del Ejército, con una minuta descriptiva que gestionó el entonces jefe de la institución castrense, general Joaquín Cuadra Lacayo, y días después, Julio José Calero Reyes, como apoderado general de administración de los militares, la donó de manera irrevocable al exmilitar Edgard Ramón Hernández Cruz.

Hernández Cruz, tras recibir la valiosa donación, la vendió 12 días después por 50 mil córdobas a Walter Ignacio Bühler Molina, quien actualmente es uno de los socios que  enfrenta a la PGR por la disputa de 20 de las 65  manzanas.