•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los retirados del Ejército, que desde el lunes mantenían paralizado el tránsito vehicular en la Carretera Panamericana, en el sector de Sébaco, decidieron suspender el tranque y nombrar una comisión para que negocie sus demandas ante representantes de la Asamblea Nacional.

Los exmilitares tuvieron que reconsiderar idea de no levantar la protesta, luego de que unos cuarenta retirados de Ocotal decidieron suspender el tranque para ir a negociar solos. Francisco Javier Escoto Centeno, quien dirige a los retirados de Matagalpa, dijo que este percance obligó a suspender el tranque y decidir qué acciones tomar, ya que el gobierno “había ganado un round”.

La comisión quedó integrada por tres personas, Luis Obando, por Estelí; Alcides Rodríguez, por Jinotega, y Francisco López, por Matagalpa.   

Aunque se restableció el tráfico vehicular, que fue obstaculizado por prolongadas horas a lo largo de la semana, los retirados dijeron que se mantendrán en la Carretera Panamericana a la espera de los resultados de las negociaciones. Una de las demandas es la aprobación de un proyecto de ley que les otorgue beneficios socioeconómicos.

Afectaciones al comercio y a los transportistas
Estos días de traques ya estaban afectando la actividad económica de la región, pero la Cámara de Comercio de Matagalpa informó que aún no tienen una cuantificación del perjuicio.

Por su parte Francisco Moreno, presidente de la Cooperativa de Transporte del Norte, Cotrán, aseguró que el tranque que mantenían los exmilitares en Sébaco, les ocasionó pérdidas económicas por un monto de 200 mil córdobas por día, y que de las 100 unidades de buses que viajan a este sector del país a diario, solo estaba trabajando regularmente el 10%.

“Vamos a reunirnos la próxima semana para ver qué acciones vamos a tomar, porque no podemos seguir aguantando esto y estar sin trabajar, el problema es que se estaba llegando solo hasta Sébaco, y lo peor es que la gente casi no sale a los departamentos y con eso nos toca hacer viajes irregulares”, se quejó Moreno.

El vicepresidente de la Cooperativa Nicaragüense de Transportistas Interurbanos, Conitrain, Donaldo Mejía, manifestó también malestar por las afectaciones en tiempo, dinero y pasajeros, que produjeron las protestas de los retirados del Ejército, ya que no podían llegar a unos ocho departamentos del norte del país.

“Hoy (ayer) por la mañana nos secuestraron un bus que salió de Managua, y cuando intentó pasar el tranque lo detuvieron, pero al menos no hubo lesionados”, dijo Mejía.

Los representantes de los transportistas hicieron un llamado a la Policía Nacional para que mantenga liberada la vía, y al gobierno para que dé una solución a las demandas de los exmilitares.