•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los directivos de Gas Natural Fenosa han declarado una “alerta interna” para sus cuadrillas, luego de comprobar que los fuertes vientos han provocado un total de 225 líneas rotas en el tendido de energía eléctrica, 22 transformadores explotados, 59 postes en el suelo y otros 26 con daños menores.

Estas emergencias han dejado sin servicio de energía a más de 300 mil usuarios de las empresas distribuidoras de Gas Natural Fenosa, durante breves períodos, según el recuento del Centro de Operaciones de la Red, COR, que enumera entre las zonas más afectadas los poblados costeros de San Juan del Sur, Cárdenas, Rivas, San Jorge, San Rafael Sur y León.

Los fuertes vientos vienen registrándose en todo el país desde el lunes recién pasado, como resultado de la entrada de la temporada de verano. Esto ha provocado que se redoblara la atención de incidencias por parte de las cuadrillas de emergencia.

“Este informe solo incluye los problemas que hemos tenido desde el lunes pasado a este viernes (ayer)”, dijo Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, quien refirió que se trata de cinco días de fuertes ráfagas de vientos en diferentes lugares.

Los sectores mencionados, según Katín, son los más afectados, pero los problemas se extienden a lo largo de todo el tendido paralelo a la cuenca del Lago de Nicaragua o Cocibolca. A manera de ejemplo, mencionó que este viernes (ayer) recibieron más de 450 llamadas telefónicas de usuarios que reportan averías por esta causa, “y la cifra va en aumento”, apuntó.

Señaló que a la empresa le ocasiona grandes estragos en recursos cuando se reportan postes caídos y líneas rotas, porque eso deja sin suministro de energía a varios sectores, y ocurren principalmente porque árboles enteros o sus ramas caen sobre la estructura. “A veces son vallas publicitarias u otras cosas instaladas en las calles o carreteras”.

Redoblan atención
Esa misma incidencia es lo que degenera en aceleración de voltaje en el tendido, la quema de los insumos de protección y la explosión de los transformadores, mencionó Katín, quien anunció que Gas Natural Fenosa desde ayer declaró a lo interno su alerta y redobló la atención de las cuadrillas en estos sectores.

“Se duplicaron las cuadrillas en San Juan del Sur y se movilizaron dos brigadas completas de emergencia de Masaya hacia Rivas”, refirió, “también, desde Managua, se mandaron dos cuadrillas más a San Rafael del Sur y El Crucero”.

Manifestó que León no se reforzó porque cuenta con personal y equipos suficientes, pero se redobló la atención de incidencias, especialmente en las comunidades costeras.

Teléfono de emergencia
Y es que Gas Natural Fenosa espera que este fin de semana la situación de los vientos se mantenga igual o se agrave, según el portavoz de la empresa de capital español, de acuerdo con los pronósticos difundidos por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

Por eso llamó a la población a que reporte cualquier incidencia al número telefónico de emergencia 125. “Que coloquen piedras o ramas como señales visuales al ver una línea caída para evitar lesionados, y que la reporten de inmediato a la línea telefónica, para cortar el servicio desde el COR, en Portezuelo, y mandar la cuadrilla”, agregó.

Ineter: ¡Cuidado!
En el último informe del pronóstico del tiempo, el Ineter informa que este fin de semana espera “de vientos moderados a fuertes, principalmente en la región del Pacífico”. No obstante, en una nota especial advierte: “Se recomienda a las embarcaciones menores, en ambos litorales y zonas lacustres, mantener las precauciones necesarias por la persistencia  de vientos entre moderados y fuertes, que producen aumento en la altura de las olas”.

Subrayan que los vientos más fuertes podrían presentarse en el sur del litoral Pacífico.
Por su parte, el jefe de la Fuerza Naval del Ejército, el contralmirante Róger Antonio González Díaz, ayer destacó que la alerta de vientos y las recomendaciones a los pescadores se mantiene para el Pacífico y para el Atlántico.

Aunque no se ha prohibido totalmente la pesca, González Díaz afinó sus recomendaciones para los pescadores que se van mar adentro frente a Puerto Cabezas y a Bluefields. “Que lo hagan, pero con mucho cuidado, porque la intensidad de las ráfagas no han bajado”, advirtió.

Con la colaboración de Carlos Larios.