•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En febrero pasado, Nelson Gabriel Alemán, de 27 años, falleció después de caerle una estructura metálica que servía de andamio en el trillo San Carlos, en el municipio de Tipitapa, elevando así a 12 la cifra de muertes en accidentes laborales, algo que puede evitarse con medidas de prevención que busca impulsar la publicación HSO entre las empresas.

Actualmente, el Ministerio del Trabajo, Mitrab, fiscaliza 150 empresas que encabezan los accidentes laborales a nivel nacional, ya que el país cerró el año pasado con 41 accidentes laborales fatales y en 2009 se reportaron 39. A pesar del leve incremento, la cifra no se compara con los registros de accidentes fatales de 2006, cuando se registraron 173.

La ingeniera Ivette Rizo Bermúdez, coordinadora editorial de la revista HSO, destaca que esta es una de las motivaciones por las cuales impulsan este espacio escrito, que de forma amena y gratuita busca llegar a los trabajadores y crear conciencia en la necesidad de la seguridad e higiene laboral, a través de la narración de experiencias y recomendaciones en temas laborales, higiene y salud, además de divulgar las leyes nacionales en la materia.

“Creemos que la salud de los trabajadores es importante y hemos tomado la iniciativa para tenerlos informados y aconsejar a través de la revista. Ese es nuestro motivo. Necesitamos que los trabajadores hagan de la seguridad su diario vivir”, expresó Rizo, agregando que esperan llegar a 5 mil empresas.

Lucía Flores, directora específica de seguridad del Ministerio del Trabajo, Mitrab, destacó la importancia de la divulgación y promoción de todo lo que tiene que ver en materia de seguridad e higiene, porque permite que todos los actores claves en el tema actúen en función en preservar la salud y la seguridad de las personas en las empresas.

Comentó que en 2011 se reportaron aproximadamente 11 mil accidentes entre graves y leves, siendo ahora la cifra promedio en los últimos años. Los sectores que por su naturaleza son muy vulnerables para que se registren accidentes laborales son: la minería, la construcción, la industria eléctrica y el sector de zonas francas.

“En todos los sectores hay factores de riesgo, pero estos se reducen en la medida de participación y del compromiso de la voluntad política de las empresas al asumir lo mandatado por ley. Se debe estar claro que en la medida que tengamos a trabajadores más seguros, serán más productivos. Eso lógicamente trae beneficios para la empresa y el país con la reducción de accidentes”, dijo Flores.

La abogada especialista en tema laboral, Doris Escalona, como asesora del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, destacó que el tema es preocupación de la organización empresarial y para eso estructuralmente tienen una comisión laboral y dentro de ella se creó una subcomisión de higiene y seguridad laboral, con una red de 120 técnicos a nivel nacional de todas las empresas, y asistencia técnica de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

“La ley 618 ordena tanto al empleador como al trabajador deberes y obligaciones. En el caso de los empleadores está proporcionar los medios y enseñar cómo usarlos, pero hay un problema de costumbre en el trabajador que no le gusta ponerse los medios de protección porque le molestan. Sin embargo, al final del día romper con la mala costumbre puede librarlo de una enfermedad o salvarle la vida”, señala Escalona.

Considera que actualmente la cantidad de accidentes no es exagerada, en comparación con hace cinco años, pero esto se debe a la capacitación y promoción de la seguridad en los trabajadores.

“Se necesita más difusión y la iniciativa de la revista es importante y es una herramienta elemental, llegando con una comunicación muy básica fácil de digerir para que el trabajador al final del día sienta que la información es de su utilidad”, alega la especialista del Cosep.