•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional informó que Julio César Centeno Caffarena, el hijo del Fiscal General de la República, falleció producto de “un disparo realizado de forma accidental” al manipular su arma nueve milímetros marca Bryco.

“De acuerdo a los resultados de las diligencias de investigación realizadas, se determinó que la causa de la muerte fue a consecuencia de un disparo realizado de forma accidental por la víctima con un arma de fuego de su propiedad, pistola 9mm marca BRYCO”, reza la nota de prensa policial número 001-2012.

Recuerdan que el miércoles pasado, a eso de las 8:50 minutos de la mañana, se conoció del hallazgo del cuerpo sin vida de Centeno Caffarena, de 52 años de edad, en su casa de habitación, en residencial santo domingo de Managua.

“Al lugar asistió de forma inmediata un equipo técnico de investigación de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, Laboratorio Central de Criminalística, acompañados por médicos forenses del Instituto de Medicina Legal, para llevar a cabo las diligencias investigativas correspondientes”, agregan.

Los directivos policiales señalan que el informe donde se detalla la causa de muerte del hijo del fiscal, será remitido a las autoridades que corresponda, “de acuerdo con lo establecido en la legislación penal vigente. La Policía Nacional, lamenta éste hecho trágico y reitera sus muestras de solidaridad y condolencias a la familia doliente”, concluyen.