•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los fuertes vientos que están afectando  todo el país están aparejados con un repunte de las enfermedades infectocontagiosas, por la circulación de partículas que provocan diversos males, explicó la pediatra Martha Cecilia Tofiño.

Las afecciones más comunes por las partículas que arrastra el viento son la conjuntivitis, rinitis, laringitis, faringitis, blefaritis y crisis de asmas así como diarreas copiosas.

Las alergias producidas por los ácaros (arácnidos e insectos) son otras de las enfermedades más comunes que se desarrollan en esta temporada, ya que éstos se alimentan de las escamas que se desprenden imperceptiblemente de la piel humana.

Los lugares donde se localizan con mayor frecuencia los ácaros son las habitaciones, salas de estar y dormitorios.

Los colchones de las camas son su refugio preferido, ya que es allí donde se pierde mayor cantidad de escamas cutáneas por frotamiento. Además, las temperaturas entre  25 a 30 grados Celsius y la alta humedad, ofrecen un clima ideal para su desarrollo.

Tofiño recomienda algunas medidas preventivas para evitar padecimientos por estos animales, como limpiar las superficies de los muebles con un pañito húmedo, lavarse las manos constantemente, limpiar la cara y especialmente las pestañas de los niños antes de ir a la cama y mantener cerradas las ventanas y puertas de casas y vehículos.

Higiene es fundamental

En el caso de las enfermedades diarréicas, aconseja un buen lavado desde manos de las manos hasta los codos, evitar que los niños se lleven los dedos a la boca y usar sales de rehidratación oral en caso de vómitos.

Para combatir a los ácaros, se recomienda limpiar frecuentemente la casa, sin levantar polvo,  evitando el uso de la escoba. Las paredes deben estar pintadas, de ser posible con material plástico, lavable y sin empapelados.

Es importante que las habitaciones, sobre todo el dormitorio, estén aireados y soleados (la luz solar mata a los ácaros) y evitar la humedad. No hay que tener exceso de muebles y objetos decorativos que acumulen polvo. También se debe evitar sillones y butacas que no estén forrados de cuero, ya que las fundas de lana almacenan polvo.

Asimismo, es aconsejable no tener estanterías cerradas para guardar libros, no comprarles muñecos de peluche a los niños, no tener  exceso de cortinas ni alfombras, usar colchones de espuma, pero evitar los de lana, plumas y algodón. La ropa de cama (mantas, sábanas, cojines, almohadas) deberán ser de tejido sintético y la ropa guardada deberá lavarse en los cambios de temporada.

Tratan de evitar aumento de hospitalizaciones

Por su parte, el director del hospital infantil “La Mascota”, Dr. Gerardo Mejía, aseguró que aunque en esta época han aumentado las hospitalizaciones por bronquiolitis, neumonía y asma descompensada, así como las enfermedades ambulatorias  como catarros, infecciones y alergias, “se están tomando todas las medidas necesarias para evitar un ascenso considerable”.

Ineter anuncia más vientos

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, informó ayer  que este fin de semana persistirán los vientos de moderados a fuertes, principalmente en la región del Pacífico, con predominio de ráfagas del noreste al este de 15 a 20 kilómetros por hora (KPH), con rachas de 35 a 50 KPH.  En la región norte y central del país habrá variaciones que oscilarán entre los 10 y 20 KPH, con rachas de 30 KPH. En las regiones autónomas  se encontrarán vientos del noreste al este con 10 a 20 KPH, con rachas de 30 kilómetros por hora, según el Ineter.

En la región del litoral Pacífico y zonas lacustres, anunció vientos de moderados a fuertes.  En el litoral del Caribe predominio de los vientos del noreste a este de 10 a 20 nudos, al igual que en el litoral Pacífico y los lagos, con rachas de 25 nudos.