•   San Jorge, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La juez suplente del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, Lucía Flores Centeno, ordenó ayer durante la audiencia preliminar la  prisión preventiva en contra de  Mayra Martínez Cabezas, conocida como “La Reina del Sur”, y le fijó la audiencia inicial para el próximo 16 de marzo.

La audiencia realizada entre las diez de la mañana y las 12 del mediodía,  provoco que el tráfico vehicular se interrumpiera sobre la carretera Rivas-San Jorge, ya que las autoridades policiales cerraron un tramo de dos cuadras y desviaron los vehículos por el barrio “Gaspar García Laviana”.

“La Reina del Sur”, de 63 años, fue acusada junto a otras seis personas de ser coautores del delito de crimen organizado en concurso real de tráfico de drogas y de los siete acusados la única que no estuvo presente en la audiencia fue  su hija, Tania Regina Mendoza Martínez, ya que aún está prófuga.

De los seis, uno fue remitido al Juzgado de Adolescentes, luego que su abogado defensor, Geovanny Ruiz Mena, mostrara un certificado de nacimiento que certifica que su cliente no ha cumplido los 18 años y que por ende, no puede ser procesado en el juzgado Penal de Audiencias.

La juez se declaró no competente para procesar a esta persona, por ser menor de edad y remitió las diligencias al Juzgado de Adolescentes.

La judicial señaló que la acusación es clara e  individualiza la participación de cada uno de los acusados y que establece el modo, tiempo y lugar de ocurrencia  de los hechos y que por ende, admitía dicha acusación, la cual aseguró, no le dejaba ninguna duda.

Junto a “La Reina de Sur” estuvieron en la audiencia como procesados, su hermana;  María Eugenia Cabezas, de 43 años; el marido de ésta, Freddy Tenorio Reyes; José Daniel Ortiz, Larry José Chavarría y el otro imputado, que resultó ser menor de edad.

La juez  Flores Centeno los mantuvo en prisión preventiva y a petición de los defensas ordenó que “La  Reina del Sur” y su hermana sean examinadas por el médico forense, ya que una se queja de neuropatía y la otra de una migraña crónica.