•  |
  •  |

Oriundo de San Rafael del Sur, municipio de Managua, don Mario Heriberto Meza, de 53 años, es afanador de una empresa que comercia materiales de construcción desde hace 25 años.

Fue ahí que cierto día, cuando realizaba su trabajo, subió por una especie de ventanal desde donde colgaban varias lámparas y empezó “a curiosear” con su visión y la luz. Se tapó un ojo y “miraba más o menos”, luego se tapó el otro, y poco después “ya no miré nada”, recuerda este hombre.

Él confiesa que ya venía sufriendo problemas en su vista desde años atrás, por lo cual usaba lentes oscuros, grandes, para evadir los rayos del sol, su mayor molestia.

Don Mario decidió despejar dudas, y se dirigió al Hospital de San Rafael del Sur, donde le advirtieron que debía operarse porque tenía catarata.

“Como soy asegurado me remitieron al Hospital Central de Managua”, expresó, al momento que era evaluado en calidad de candidato a una posible intervención que según compartió “sería alegre, ya es otra vida”.

200 acudieron a convocatoria

A la convocatoria respondieron 200 personas. Y nuestro amigo no se equivocó, porque fueron tres convocatorias las que hizo el Hospital Central de Managua “Dr. César Amador Kühl”, en busca de personas con problemas de la vista como retinopatía diabética o cataratas, para ser intervenidos de manera gratuita durante una jornada médica de especialistas en el ramo, que estarán en el país del 12 al 16 de marzo.

La jornada la realizarán los doctores Alfonso Briceño y Silviano Matamoros, y los técnicos quirúrgicos de la institución Center for Eye Care & Surgery, ubicada en Treasure Coast, Florida, quienes intervendrán con la técnica más avanzada, a 30 pacientes evaluados
previamente.

Técnica FACO

Normalmente, la cirugía de cataratas se hace con una incisión de 11 milímetros arriba del ojo, y se sustrae la catarata a través de ella. Luego, es introducido el lente que sustituiría el lente natural al enfermo.

Con FACO, la más avanzada técnica en cirugía ocular, la incisión es de 2.5 mm, que puede ser en la misma córnea o en la parte blanca del ojo.

¿Cómo se saca una catarata a través de una incisión tan pequeña? El experto explicó que se introduce un succionador especial, y “nos comemos” el cristalino que tiene la catarata, se inserta el lente que es doblado por la mitad por su flexibilidad, se introduce, y estando dentro se expande”, dijo. El lente dura toda la vida.  Otra ventaja de FACO es que la cirugía lleva menos tiempo y su cicatrización y su recuperación son más rápidas, ya que el paciente es intervenido un día, y al siguiente puede continuar con sus labores.

La realización de esta operación en una clínica privada oscila entre US$1,600 y US$2,200.