•   Leon, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 80 ex combatientes aglutinados en la Asociación de Indígenas de Sutiaba y en la Asociación de Veteranos de Guerra de León, amanecieron posesionados de un lote de tres manzanas, que forman parte de las áreas comunales del reparto “Héroes y Mártires de Zaragoza”.

Los tomatierras argumentaron que dicha propiedad fue adjudicada por Roger Montoya, Presidente de la Comunidad Indígena de Sutiaba, CIS, decisión que fue rechazada por los líderes comunales del reparto, que con piedras, garrotes y machetes repudiaron este lunes a los precaristas, que portaban banderas rojinegras y ropa verde olivo alusiva al Ejército de Nicaragua. Para evitar confrontación entre las partes, efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar, pero a pesar de la persuasión, ninguna de las partes retrocedió en sus posiciones.

Francisco Chavarría, habitante del reparto Héroes y Martínez de Zaragoza, afirmó que la toma de tierra está alterando la tranquilidad de los habitantes del lugar. “No vamos a permitir que venga gente de otros barrios a tomarse estas tierras, porque aquí hay muchas familias que también necesitan una propiedad, vivimos en hacinamiento y no por eso actuamos arbitrariamente”, dijo Chavarría. “Los tomatierras no son personas necesitadas, esa gente es excombatiente, yo las conozco porque también pertenecí al Ejército, pero a ellos el gobierno ya les entregó propiedad en la comunidad ‘La Gallina’, en Sutiaba, y, según parece, las vendieron, y ahora andan buscando lo que no les pertenece”, dijo Mario José Bermúdez, miembro de los Concejos del Poder Ciudadano, CPC.

Pedro Bervis, coordinador de los grupos de la Asociación de Combatientes Indígenas de Sutiaba y de la Asociación de Veteranos de Guerra, que se posesionó de las tierras, negó haber sido beneficiado con asignación de tierras en La Gallina, y destacó que están reivindicando su derecho y haciendo uso de sus derechos como indígenas.

Sandra Amaya, otra habitante del reparto, denunció que las tres manzanas que fueron usurpadas pertenecen a Isabel Pacheco, una anciana que no se ha aparecido al lugar a defender su propiedad.