•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde las cuatro de la mañana, todos los días personas acuden a la rotonda La Virgen para ejercitarse por lo menos dos horas.
A otros les gusta correr alrededor de la misma por las noches. Unos llegan a pie, otros en bicicleta y hasta en sus vehículos, los que dejan estacionados a la orillas de las vías de tránsito.

La rotonda La Virgen se ha convertido para muchos niños en un centro de recreación, porque en el interior hay un pequeño parque que es aprovechado por otras familias como fuente de trabajo al ofrecer golosinas, hot dog, hamburguesas y bisuterías.

Algunas personas están conscientes del peligro que representa hacer ejercicios en una rotonda en donde los vehículos circulan en diferentes sentidos.

“Nosotros lo vivimos en carne propia, cuando un vehículo fue empujado por otro automotor  se subió a la acera arrollando el coche donde llevábamos a la niña de un año, ella resultó con lesiones en la cabeza, pero gracias a Dios no fue grave”, comentó Ana Patricia Gamboa, de 34 años, quien tiene tres años de ganarse la vida vendiendo golosinas en el parquecito de la rotonda.

La dama comentó que ha sido testigos de varios accidentes de tránsitos ocurridos en ese sector. “Hace unos días una pareja que iba es estado de ebriedad se pasó llevando uno de los rótulos ubicados dentro de la rotonda, afortunadamente nadie iba pasando a esa hora; luego la pareja retrocedió y se fue como sí nada”, manifestó la comerciante.

William Artola, de 23 años, llega por las noches desde hace más de un año a la rotonda para recorrerla seis veces. Él sabe lo peligroso de la zona y por eso toma sus propias medidas de seguridad.

“He visto varios accidentes y me da temor, por eso tomo mis precauciones, entre ellas el no utilizar los audífonos al momento de ejercitarme, estoy pendiente de los vehículos y corro en la parte de adentro de la rotonda no a la orilla”, señaló Artola.

Al igual que él, otros jóvenes hacen lo mismo, como es el caso de Jenny Pavón Zapata, de 20 años, quien desde hace seis meses llega a trotar a la rotonda acompañada de sus amigos Fabiola Oconor, de 20 y Michael Rodríguez, de 21.

“Nosotros trotamos siempre en la parte de adentro, no traemos celular para no distraernos y estamos pendiente de los vehículos, más cuando escuchamos esos frenazos bruscos”, dijo Pavón.

 

Vehículos mal estacionados
En nuestro recorrido notamos que las personas de la tercera edad son los que llegan en  vehículos, muchos de ellos fueron cautelosos en no revelar sus identidades al momento de la entrevista por temor a ser multados por la Policía.

“No sabía que es prohibido estacionar ahí el vehículo, tengo años de venir y nunca me han chocado, lo que sí me ha pasado es que me chapean el carro”, dijo uno de los corredores, de aproximadamente 60 años.

“Sé que puedo ser multado por obstruir la vía, y  por eso estaciono mi automóvil en  un parqueo privado de uno de los negocios que hay alrededor de la rotonda”, dijo Ricardo López, de 49 años.

Y estaba en lo cierto, según el artículo 26, inciso 16 y 17 de la Ley de Régimen de Circulación de Vehículos e Infracciones de Tránsito y sus Normas Administrativas Complementarias, esos vehículos obstruyen la vía  y los dueños están sujetos a ser multados con 300 córdobas.

Pese a lo manifestado por los usuarios de la rotonda, los reportes de las autoridades de tránsito de la Policía Nacional en el 2011 registraron pocos accidentes entre vehículos en esta zona.

Hay más choques viernes y lunes por la noche

“Los accidentes en la rotonda La Virgen casi siempre ocurren porque los conductores no guardan la distancia. El año pasado se registraron nueve colisiones por esta razón, ocho por invasión de carril y otras por giros indebidos.

Los horarios en que se reportan las colisiones son variados, pero predominan los viernes y lunes en horas de la noche, informó el comisionado Iván Escobar, Jefe de Secretaría de la Policía de Tránsito Nacional.

En cuanto a los lesionados, en el 2011 únicamente se reportaron ocho lesionados, y en lo que va de este año no se ha registrado ninguno.

Para prevenir los accidentes de tránsito, el comisionado Escobar manifestó que constantemente diferentes áreas de la institución están realizando operativos en la zona.

“Ubicamos a los agentes de tránsito para prevenir los accidentes y con Inteligencia de la Policía para bajar el índice delincuencial en la zona”, señaló el funcionario.

Cero utilización de los puentes
Un detalle importante, es que esta rotonda por sus características y ubicación, cuenta con dos puentes peatonales que la atraviesan diagonalmente. Sin embargo, son contados con los dedos los peatones que los usan.

La razón que exponen los visitantes para no utilizarlos, es que el pasillo de dichos puentes a cierta hora se convierten en guarida de delincuentes.

“Cuando oscurece se mantienen delincuentes que despojan a la gente de sus pertenencias, y a veces se ponen parejas que fingen “romancear”, pero es para robar a quien pase cerca. Incluso, en diciembre hubo un tiroteo entre pandillas”, señaló Martha López, quien llega a ejercitarse todas las noches.

“Yo prefiero cruzarme las calles, porque por la noche se observan unas humaleras, que no me inspiran confianza, y no vaya a ser que me maten por no andar nada de valor”, comentó Ivania Castro, de 25 años.

La rotonda se ha convertido en un punto de reunión para tardeadas familiares o un “Gym” improvisado, por lo que el comisionado Escobar manifestó que la labor de la Policía es prevenir.

“Yo no puedo detener a nadie por  andar haciendo ejercicio en una rotonda, lo que puedo hacer es señalarle que esta atentando contra su integridad física, y recomendarle que tome precauciones, hacerle ver el peligro”, aseguró el oficial.

Desde el 2007 la rotonda La Virgen funciona como zona para ejercicios físicos, así lo dispuso la comuna capitalina.

 

ALMA “bolea”

La Alcaldía de Managua es la encargada de otorgar los permisos a los negocios y cobrar los impuestos a los comerciantes que operan en la rotonda, pero la política discrecional parece predominar también en la alcaldía y las delegaciones distritales que no brindan detalles al respecto, a pesar de ser entes públicos.

EL NUEVO DIARIO intentó conseguir la versión de las autoridades del Distrito VI sobre este tema, pero llamadas telefónicas y visitas personales fueron infructuosas.

La respuesta de una de las recepcionistas, fue que toda información se tenía que canalizar vía Relaciones Públicas central de ALMA; sin embargo, en esta oficina detallan que eso se tiene que ver directamente con las delegaciones municipales, quienes remiten nuevamente a esta área, y al final nadie da respuesta a las peticiones.