•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

Costa Rica comenzó a sembrar árboles a lo largo del camino de 160 kilómetros que construye paralelo al fronterizo río San Juan, vía que provocó una demanda internacional de Nicaragua, informó una fuente oficial.

El Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, Mínate, informó en un comunicado que el pasado fin de semana, voluntarios y escolares sembraron más de 200 árboles en la zona llamada Delta Costa Rica, cercana a la frontera con Nicaragua y donde inicia la polémica carretera de lastre.

“En cumplimiento de las recomendaciones técnicas establecidas en el Plan de Gestión Ambiental (...) inició el proceso de reverdecimiento con la siembra de más de 200 árboles en el camino, Juan Rafael Mora Porras, paralelo al Río San Juan”, señaló el Minaet.

Boletín habla de “impacto agropecuario”
El inicio de la reforestación con especies nativas como roble, genízaro y ceibo, estuvo a cargo de 31 voluntarios que fueron guiados por funcionarios del Área de Conservación Tortuguero del Minaet, en una zona “impactada por actividades agropecuarias”, de acuerdo con el boletín.

El camino de lastre se ubica en territorio costarricense, y conecta por primera vez en la historia a unos 20 pueblos, donde habitan 2,500 familias, que para comunicarse debían navegar por el fronterizo Río San Juan, que es de soberanía nicaragüense, pero en el que Costa Rica tiene ciertos derechos de navegación.

Costa Rica niega daños
El Gobierno de Nicaragua denunció en diciembre pasado a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, por supuestos daños ambientales en el sitio de la obra y afectaciones al Río San Juan.

Costa Rica ha negado la existencia de estos daños y ha continuado la construcción de la vía, y estableció el Plan de Reforestación que asegura, pretende poblar de árboles terrenos afectados por actividades agrícolas y ganaderas.