•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional está investigando y mantiene en su poder a unas 16 personas procedentes de la comunidad Las Canoas, del municipio de San Benito, y del barrio Rubén Darío, en Managua, vinculadas presuntamente al robo millonario de la empresa Comtech, sin embargo, el vocero de esa institución, comisionado mayor Fernando Borge, se negó a identificar el número de personas que están interrogando en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

En las afueras de la sede de la DAJ, los familiares de las personas retenidas y bajo investigación denunciaron que fueron capturadas y trasladadas a la Policía sin órdenes judiciales, y que han sido víctimas de abusos por parte de los uniformados. El comisionado Borge negó rotundamente esta versión.

Zoila Sauceda, de 24 años, denunció que la Policía a la una de la madrugada de ayer, se llevó a su padre Róger Sauceda. La joven, con papeles en mano, dijo que su progenitor se dedica a vender materiales de construcción en la comunidad Las Canoas. También la Policía capturó y trasladó a la DAJ a su primo Marlon José Sáenz. Indicó que la retención de ambos se realizó sin ninguna orden judicial.

“Esos policías son unos grandes corruptos, porque quebraron una alcancía de mi hermano, que tenía 2 mil 800 córdobas que él estaba ahorrando, y a mi papá se le llevaron 97 mil córdobas que ocupa para comprar piedrín, bloques y arena; también una camioneta Toyota

Hilux, color verde, doble cabina… a él lo quieren vincular con el robo a Comtech, pero nada tiene que ver con eso porque es honrado y trabajador”, aseguró Sauceda.
   
Una familia retenida

Miriam Arróliga, quien trabaja en los Juzgados de Tipitapa, se presentó a las instalaciones de la DAJ para pedir una explicación por la retención de su hijo Holman García Arróliga. Relató que a las 10 de la mañana del pasado viernes 9 de febrero, la Policía se presentó a su vivienda a capturar a su empleada y nuera, Aura Castro; al padre de ella, Fausto Castro, y a la esposa de este, de nombre Keyla Fernández, presuntamente por estar vinculados al robo.

“Resulta que cuando yo llego a mi casa y les pido que me enseñen la orden de allanamiento, ellos primero me dijeron que mi hijo se había robado a una niña de 15 años, después me dicen que la niña (Aura Castro) está vinculada al robo (de Comtech) y que por eso estaban en la casa. Ellos están haciendo un solo enredo de esto”, se quejó Arróliga.

Explicó que su hijo se fue a Costa Rica, pero regresó cuando se enteró de la detención de su novia. Fue capturado este domingo recién pasado en su casa de habitación en Las Canoas.  

En este momento también retuvieron a Edy Arróliga, hermano de Miriam, y a un amigo de Holman que se opuso al arresto. La denunciante dijo que la Policía asegura que su empleada y nuera tiene registradas en su celular dos llamadas que le hicieran quienes robaron en Comtech. Aseveró que los uniformados ocuparon una camioneta, una pistola, 30 mil córdobas, llaves de otros vehículos, facturas y escrituras de una finca.

Capturas en el “Rubén Darío”
La búsqueda y retención policial se extendió hasta el barrio Rubén Darío, de la capital, donde los uniformados se introdujeron a la vivienda de doña Rosa María Valle Sánchez, para llevarse a su hijo César Iván Valle, de 23 años, a las 9 de la mañana del pasado sábado. Agregó que también retuvieron a los jóvenes Mario José Zeledón Quintero y a Amílcar Josué Velásquez.

“A mi hijo le pegaron dos patadas y los policías preguntaron: ¿Dónde están las armas?´, pero no encontraron nada”, dijo doña Rosa.
También Fátima García, de 34 años, denunció que tres patrullas de la Policía, con unos 20 oficiales a bordo, se presentaron a las dos de la madrugada del pasado sábado, en Las Canoas, a la vivienda de su hermano Wilber Orozco, de 23 años, a quien retuvieron sin darle ninguna explicación.

“Él estaba acostado, lo golpearon, y los policías obligaron a que mi hija, de 15 años, se desnudara, y le pusieron un arma en la cabeza como si fuera una delincuente”, se quejó García.

Surge un expolicía

Los quejosos de Las Canoas aseguraron que a las 10:30 de la mañana del pasado sábado fue retenido también el exoficial Marlon Pastrán, exmiembro de la Policía Nacional, en el municipio de San Benito, cuando se movilizaba a bordo de su camioneta. Cabe señalar que este laboró un tiempo en la delegación policial del Distrito Ocho. La comisionada mayor, Carolina Torres, aseguró que fue dado de baja deshonrosa en 2008, pero no detalló los motivos de la expulsión.

A Pastrán, junto a otros policías, se le vinculó al asesinato del excontra Arnulfo Ramos, alias “Brinca, Brinca”, en mayo de 2003, en el empalme de San Benito, pero que al final la Fiscalía acusó a cuatro miembros de la ex Resistencia como los autores del crimen.

Además, están retenidos Mario Alemán e Isidro Martínez, conductores de los furgones en que se transportaba la mercadería de Comtech, según lo dijo doña María del Carmen, madre de uno de ellos. Los familiares de los retenidos en la DAJ amenazaron con iniciar una huelga de hambre si la Policía no les da una respuesta clara sobre la retención de sus parientes.
Policía niega abusos

El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, no negó las retenciones policiales, pero no detalló tampoco el número de personas que están en la DAJ en calidad de indagados. Explicó que están realizando una serie de entrevistas y ocupaciones para lograr esclarecer el robo, pero negó que hayan abusado de su poder.

“Todas las actuaciones de la Policía Nacional están debidamente justificadas, fundamentadas y soportadas técnica y jurídicamente, en ningún momento la Policía hace uso de la fuerza innecesariamente, si en algún momento se utiliza la fuerza por resistirse a un arresto o a una actuación policial, nosotros lo hacemos con base en los principios básicos de actuación en el estricto apego al respeto de los derechos humanos de los detenidos”,  justificó Borge, quien prometió informar los motivos de la baja deshonrosa del expolicía Pastrán.

Participa en nuestra encuesta:

Varios sujetos armados con AK-47 realizaron un asalto a dos camiones de la empresa Comtech y afortunadamente no hubo víctimas que lamentar, pero ¿Usted cree que esto deja en evidencia que existe crimen organizado en Nicaragua?