•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un recorrido por diversos mercados de la capital, realizado por EL NUEVO DIARIO, se confirmó que la cajilla de huevos, de 30 unidades, aumentó esta semana en ocho córdobas en detrimento del bolsillo de los consumidores. En el mercado de Mayoreo pasó de C$87 a C$95, mientras en el Mercado “Roberto Huembes” varió de C$82 a C$90.

“Depende del tamaño; por ejemplo, el más pequeño que costaba C$75 la cajilla ahora lo vendo a C$80, pero el más grande que valía 82 ahora se vende a C$90… No sabemos el motivo del alza, aquí todo esta carísimo, ni para ver hace años atrás”, dijo la comerciante del Mercado “Roberto Huembes”, doña María Zúniga.

Sin embargo, ese aumento no lo han oficializado los productores avícolas, sino que se debe a una especulación de los vendedores (comerciantes), impulsado por el alza de combustibles, recalcó el Instituto de Defensa al Consumidor, Indec. Al respecto, cabe señalar que esta semana se registró la undécima alza consecutiva del combustible en Nicaragua, especialmente de las gasolinas Súper y Regular.

Mientras tanto, los consumidores piden “un alto al alza” en varios productos de la canasta básica, especialmente en el incremento del precio del arroz, argumentando que lo principal del plato nicaragüense está “carísimo”, y no pueden adquirir las cantidades que normalmente adquieren para su familia.

 

Indec: alza impulsada por combustibles
Marvin Pomares, Presidente del Indec, explicó que en el sondeo de precios realizado semanalmente por este organismo, se constató que el producto que sufrió mayor incremento del precio es el huevo.

Pomares señaló que los comerciantes argumentaron que el alza “es porque a ellos les sale más caro trasladar el producto, por el alza del combustible”. Es decir, que el incremento se debe “a especulación de los comerciantes y no a un alza oficial de los productores avícolas”, sostuvo.

 

Consumidores  reclaman un alto al alza
Sin embargo, otros comerciantes como el presidente de la Cooperativa de Precios Solidarios, Juan Caldera, aseguró que “sí hubo un alza de C$5 en la cajilla del huevo grande, pero yo siempre vendo del mediano que cuesta C$80, porque me parece muy caro darle al consumidor una cajilla a C$95”.

En el Mercado “Roberto Huembes”, la señora Piedad Caldera realizaba sus compras cotidianas. “Lo que hago es comprar precisamente lo necesario, que es el arroz y los frijoles… carne comemos en casa solo una vez a la semana, porque no podemos más. Me gustaría que no siga este incremento”, dijo.

Ana Lucía Cortés visitaba el “Iván Montenegro”, porque según ella ahí los precios son más bajos, sin embargo, también pide que “los costos de los productos más sensibles, como el arroz, no suban más”.

En el mercado Mayoreo, mientras tanto, ubicamos a Margarita Rojas. “Para mí que soy trabajadora independiente y que tengo ganancias de C$150 o de C$200 al día, es difícil comprar con esos precios tan altos. Tengo que reducir mis compras significativamente para poder adquirir el arroz y los frijoles”, contó.

 

También influye “efecto verano”
El economista René Vallecillo opinó por su parte que el alza se debe en especial a dos efectos, “por un lado, el alza del combustible, y, por otro, a la temporada. Como ya está de lleno el verano, algunos productos tienden a escasear, por ejemplo el queso o el arroz”.

Calificó como “justificable” la especulación de precio de los comerciantes, “ya que se da una expectativa inflacionaria, lo que significa que todos están esperando que todo suba, entonces yo subo primero que los demás…”.

Se intentó conocer la versión de los productores avícolas, sin embargo, estos argumentaron que sólo el licenciado Donald Tuckler, presidente de ese sector, estaba en condiciones de brindar esa información. A él no se le ubicó vía telefónica.