•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Transportistas de pasajeros y de carga están demandando un incremento en los pasajes interurbanos superior al 35% del precio actual, así como un aumento de hasta 50% en las tarifas que aplican para el traslado de mercaderías dentro y fuera del país, dijeron empresarios de ese sector consultados por EL NUEVO DIARIO.

El aumento se propone que sea efectivo antes que finalice marzo, con lo cual resultarían afectados los usuarios que viajan entre los departamentos del país, los comerciantes, productores y empresarios que utilizan el transporte de carga para trasladar sus mercaderías dentro y fuera del país.

En el caso de las cooperativas de buses consultadas, sus dirigentes señalaron que el aumento será efectivo antes que finalice marzo, “les guste o no” a las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, ente regulador del transporte interurbano.

La Cooperativa de Transporte Interurbano Norte, Cotrain, que cubre la ruta norte, tiene una flota de 120 unidades de buses, en la que se moviliza un promedio de 12 mil pasajeros diario. El presidente de la cooperativa, Francisco Moreno, indicó que estas personas tendrán que pagar un aumento del 38% más por pasaje al viajar de Estelí, Nueva Segovia, Ocotal o Matagalpa a la capital.

En el caso de Matagalpa, en particular, el pasaje entre ese departamento y Managua aumentaría en C$18, con respecto al precio del pasaje actual que suma C$60.

Se quejan de que todos los insumos han subido
“A nivel nacional estamos con problemas, la tarjeta de subsidio que tenemos está aplastada y necesitamos urgentemente un aumento de tarifa, porque hace cuatro años no se hace una revisión”, explicó Donald Mejía, Vicepresidente de Cotrain, la cooperativa que traslada pasajeros al norte del país.

Mejía explicó que para el sector de transporte colectivo todo se ha incrementado, y reportan hasta pérdidas en sus operaciones. “Hace cuatro años una llanta costaba C$3,800, ahora tiene un precio de C$9,000 y exonerada; una cubeta de aceite costaba C$540, y ahora está por los C$1,547”, comentó Mejía.

Por su parte, Marvin Pomares, del Instituto de Defensa del Consumidor, dijo que el fin de semana sostuvo una reunión con transportistas de Nueva Guinea, León, Río Blanco y Chinandega, quienes le expresaron que la situación para el sector es insostenible.

Transporte de carga lamenta gasolina más cara de CA

Por su parte, el presidente de la Federación de Transportistas de Carga de Nicaragua,  FTN, Marvin Altamirano, confirmó que el incremento en el valor del servicio que ofrece este sector, que mueve mercadería a nivel nacional e internacional, será efectivo en lo que resta de marzo, aunque no especificó en qué porcentaje.

Extraoficialmente se estimó que podría ser del 50% de la tarifa actual, pero él se negó a confirmarlo o negarlo.
 “Incrementar la tarifa es también incrementar la canasta básica, porque cuando sube el transporte los productos llegan más caros al consumidor, recordemos que a nivel centroamericano Nicaragua sigue siendo el país con el combustible más alto: es 0.50 centavos dólar más cara que El Salvador y Honduras, y 55 centavos dólar más cara que la de Guatemala”, demuestra Altamirano.

El sector carga mueve alimentos que se consumen en la mesa de los nicaragüenses, desde los perecederos hasta las cosechas de productores de café, o ganado que se exporta a nivel internacional. Cada día salen por las cuatro fronteras del país unos 1,500 camiones, pero a nivel interno se calculan 40,000 camiones pequeños que se mueven a los mercados, zonas rurales y productivas del país.

Este sector de carga a nivel regional se rige por una tabla de precios que se basa en distancia, pesos y dimensiones, ya establecidos a nivel de Centroamérica, sobre la cual el comerciante o la empresa paga una tarifa para el traslado de su mercadería. En cambio, a nivel nacional, el comerciante paga por la capacidad del camión que hará el traslado.  

MTI no responde
Este medio de comunicación intentó comunicarse con el titular del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, Pablo Martínez, pero no contestó las llamadas telefónicas.

Sin embargo, de acuerdo con versiones de los transportistas, el funcionario público ya está al tanto del asunto e incluso ya tiene en sus manos las fichas de los costos de operación del sector de transporte, pero no ha dado respuesta todavía.

“No sabemos nada, hay una mesa técnica que está negociando”, dijo una fuente del sector transporte que pidió no ser identificada. De acuerdo con la misma, si después del 18 al 20 marzo no hay respuesta del gobierno, las cooperativas de servicio de transporte pasarán a aplicar el incremento en la tarifa del transporte interurbano.

Importadores pagan US$200 más por carga refrigerada
El Presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Eduardo Fonseca, señaló que aún es prematuro valorar dentro del sector el impacto que tendrá el incremento en el precio del transporte de carga, pero no descartó que este se traduzca a un incremento en los productos y servicios que pagan los nicaragüenses.

Mientras tanto, la gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, licenciada Azucena Castillo, indicó que con este incremento en el transporte no podría evitarse el efecto “dominó” en los productos.

“El incremento en los precios del transporte se traduce a un aumento a los precios del consumidor y a una disminución en los márgenes de ganancias que puedan tener las exportaciones. Si quieren aumentar el precio del servicio de carga a lo externo, los precios no son competitivos, y a lo interno somos los consumidores los que cargaríamos con eso, es lógico ese incremento, los transportistas no van a subsidiar”; indicó Castillo.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Nicaragüense de Vegetales (Aniveg), Migdalia Gómez, confirmó a END que desde hace 15 días socios de la organización le manifestaron que están pagando US$200 más por el servicio de carga refrigerada que utilizan para traer al país las verduras y vegetales procedentes de Guatemala y de Costa Rica y que este costo lo está asumiendo el comerciante, reduciendo sus márgenes de ganancias.