•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades policiales han depurado el círculo de sospechosos en el caso del robo millonario a la empresa Comtech. Ayer dejaron en libertad a algunos de los indagados, pero otros siguen retenidos ilegalmente, según las denuncias de familiares.

Mientras, representantes de organismos defensores de derechos humanos hicieron un llamado a la Policía Nacional para que respete las leyes y la dignidad de las
personas.

Hasta este lunes, la Policía Nacional estaba investigando y mantenía en su poder a unas 16 personas procedentes de la comunidad Las Canoas, del municipio de San Benito, y del barrio “Rubén Darío”, en Managua.

Zoila Sauceda, de 24 años, se quejó porque su padre, Róger Sauceda, quien se dedica a vender materiales de construcción en la comunidad Las Canoas no fue liberado a pesar de haber sido retenido la madrugada del lunes.

La joven también mencionó la retención de Aura Castro; el padre de ella, Fausto Castro, y a la esposa de este, de nombre Keyla Fernández, quienes fueron apresados a las 10 de la mañana del pasado viernes 9 de febrero en el mismo lugar.

Policía llama a denunciar
El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, no detalló el número de retenidos hasta este momento, pero exhortó a que “si hay personas que consideran que la Policía ha actuado de manera arbitraria o con ilegalidad, entonces pueden acudir a las instancias que corresponda por la forma que está establecido. Nosotros vamos a seguir trabajando, nos interesa esclarecer pronto el hecho”.

En relación con el exoficial Marlon Pastrán, quien fue retenido a las 10:30 de la mañana del pasado sábado por este caso, y fue dado de baja deshonrosa en el año 2008, el jefe policial se limitó a decir que fue expulsado de la institución porque cometió actos que afectaban la imagen de la misma, pero no detallé en qué consistieron esas acciones.       

Algunos salieron
Las autoridades habían retenido a los jóvenes César Iván Valle, Mario José Zeledón Quintero y Amílcar Josué Velásquez, a las 9 de la mañana del pasado sábado, pero según Karla Valle, hermana del primero, estos ya fueron liberados.

Otro que fue dejado en libertad fue Wilber Orozco, de 23 años, originario de Las Canoas, quien fue retenido a las dos de la madrugada del pasado sábado 10 de marzo.

Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, aseguró que recibieron la denuncia por parte de familiares de cinco de los retenidos.

Explicó que la ley faculta a la Policía a ingresar a las viviendas y retener a las personas sospechosas de un delito sin una orden judicial, ya que posteriormente pueden convalidar sus actuaciones con los jueces, pero que desconoce si en este caso lo han hecho.

Presión sobre el caso

“Seguramente hay una presión por parte de la opinión pública, y, especialmente, de las víctimas del robo hacia la Policía para que lo esclarezcan, pero eso no justifica que para resolverlo se estén violentando derechos humanos y básicos a los ciudadanos que están siendo investigados. Recordamos que también priva la presunción de inocencia”, consideró Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

Cuevas añadió que las autoridades policiales están cometiendo actos anómalos al no entregar los recibos de ocupación sobre los bienes de los afectados, e hizo un llamado a los familiares de los retenidos a interponer la denuncia en este organismo.

Por su parte, la Fiscal Departamental del Ministerio Público, Blanca Salgado, dijo que “todavía no nos han pasado el expediente del caso del robo a Comtech, pero sí hemos estado en contacto con la Policía y ya las investigaciones van bastante avanzadas. Tampoco nos han pasado ninguna solicitud o requerimiento sobre las personas retenidas, ni tenemos conocimiento de que hay personas detenidas”.

Participa en nuestra encuesta:

Varios sujetos armados con AK-47 realizaron un asalto a dos camiones de la empresa Comtech y afortunadamente no hubo víctimas que lamentar, pero ¿Usted cree que esto deja en evidencia que existe crimen organizado en Nicaragua?