•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El precio de la mayoría de los materiales de construcción ha registrado un alza en los últimos tres meses, siendo el acero y sus derivados los más afectados, según ferreteros consultados y datos proporcionados por la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur.

En enero pasado, un quintal de hierro corrugado o liso costaba alrededor de 1,050 córdobas, ahora vale cerca de 1,250 córdobas; mientras el precio de una bolsa de cemento pasó de 198 a 200 córdobas; los perlines aumentaron de 275 a 290 córdobas cada uno, según datos de los ferreteros.

El precio de los bloques de seis pulgadas pasó de 10.50 a 12 córdobas la unidad. Las cifras muestran que el valor de metro cúbico de arena aumentó también de 180 córdobas que costaba en enero a 220 córdobas al mes de marzo, igual sucedió con el piedrín al moverse de 340 a 380 córdobas el metro cúbico.

Tarea difícil construir  
Datos oficiales muestran que en Nicaragua existe un déficit habitacional de más de 600,000 viviendas, sin embargo, información extraoficial revela que el déficit sobrepasa las 800,000 casas.

El maestro de obra Orlando Brenes explicó a EL NUEVO DIARIO que para construir una casa de 40 metros cuadrados se necesitan 45 quintales de hierro, que al precio actual equivaldría a 56,250 córdobas.

“Unas 25 laminas de zinc, lo que representa un gasto de 8,750 córdobas, es decir que solo en hierro y zinc se tendría que invertir 65 mil córdobas y esto que no hemos metido el perlín, la piedra ni el cemento”, indica Brenes.

El salario mínimo de una empleada domestica es de 2,700 córdobas mensuales, es decir que esta trabajadora para comprar solo esos materiales tiene que ahorrar íntegro su sueldo por 24 meses.

Urbanizadores: impactará en futuras casas

Para Alfonso Silva, directivo de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur, las afectaciones se podrían ver a largo plazo y no a lo inmediato.

“El impacto no viene inmediato porque tenemos inventarios de casas que ya están construidas y ya existen precios de esas casas, pero claro que esto (alzas) impactará en el precio futuro de las viviendas”, indicó el empresario de la construcción.

Para Silva, en la medida en que los precios internacionales del petróleo se sigan incrementado, en esa medida nos veremos afectados por los incrementos en casi todos los materiales de construcción.

“Si sube el transporte y los combustibles, sube la mano de obra, tendremos que hacer ajustes de salario, y todo eso, evidentemente, se tendrá que trasladar a los consumidores”, manifestó, aunque descartó que incida en las metas de colocación de casas propuestas a inicios de año.

Ferreteros: ventas al alza
Aunque los precios de los materiales de construcción han experimentado una espiral alcista en los últimos meses, los dueños de ferreterías manifestaron que, pese a ello, el sector reporta un incremento de alrededor de 20% en las ventas.

“El incremento varía va desde el 5, 6 y hasta el 10%, pero aún así las ventas no se han bajado. Estuvimos mal, pasamos como cuatro años que no vendíamos como ahora. Por decir algo, si vendíamos un promedio del 60% de nuestro inventario, ahora estamos en un 80% como lo normal”, comentó, César Mendoza, propietario de la ferretería Mendoza, ubicada frente al Cuerpo de Bomberos del Mercado “Roberto Huembes”.

Salvador Carranza, propietario de la ferretería El Líbano, esquina opuesta de los semáforos del Hospital del Niño, explicó que la demanda de productos como el hierro, el bloque, el piedrín, la madera y el cemento, se ha incrementado considerablemente.

“La gente siempre compra, aunque cuando hay un incremento en los precios no es igual; por ejemplo, que se incremente 0.50 centavos para la bolsa de cemento que 0.50 córdobas más por el quintal de hierro”, explicó Carranza.

Las pinturas para las paredes de los edificios también están entre los productos con mayor demanda, y registran un incremento en menor medida que el resto de los materiales. En los últimos tres meses, pasó de costar C$315 a C$325 por galón.