•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

Los exmilitares que han interrumpido el transito en varios lugares del país en reclamo de beneficios sociales y económicos acusaron hoy al presidente, Daniel Ortega, de darles "la espalda" y haberlos "olvidado".

"A la gente que verdaderamente anduvo combatiendo, que estuvimos en los campos de guerra, hoy nos dan la espalda después de que también trabajamos en la campaña" electoral de 2011 a favor de los sandinistas, declaró al Canal 63 de televisión Guillermo Téllez, uno de los excombatientes que protesta en la provincia de León.

Desde febrero pasado, los manifestantes bloquean temporalmente el tráfico en el norteño municipio de Sébaco y en la provincia de León (noroeste), y han extendido sus acciones a los municipios de Jalapa (norte) y Chinandega (occidente).

Los exmilitares, que dicen representar a unos 12.000 excombatientes, demandan al Estado diez manzanas de tierra para cada uno, títulos de propiedad, atención médica especializada y pensiones vitalicias.

Según Téllez, algunos exmilitares viven "hasta en casas de cartón", por lo que exigen viviendas.

Ana Rubio, otra de las reclamantes en León, dijo que el Gobierno de Ortega se "olvidó" de ellos.

"Claro que sí", sostuvo, "nosotros tenemos necesidades y nos estamos muriendo de hambre. Que él (Ortega) recuerde que León fue la primera ciudad que se levantó y la primera que se liberó" de la dictadura de los Somoza en 1979.

Las protestas se efectúan sobre el puente de acceso al municipio de Sébaco, en la provincia de Matagalpa, 105 kilómetros al norte de Managua, y en la vía que conecta Managua con León.

También hay reclamos en Jalapa, en la provincia de Nueva Segovia, 300 kilómetros al norte de Managua, y en la provincia de Chinandega, 134 kilómetros al occidente de la capital.

En esos sitios, los excombatientes interrumpen el tránsito con la quema de neumáticos, por lo que decenas de camiones, autobuses y vehículos particulares permanecen varados a ambos lados de la carretera, mientras otros buscan vías alternativas para circular.

Los exmilitares explicaron que, en el mejor de los casos, permiten el paso de vehículos cada 30 minutos.

El presidente Ortega no se ha referido en ninguna ocasión a esas protestas, que comenzaron el pasado 22 de febrero.

El líder sandinista gobernó por primera vez Nicaragua en la década de 1980, cuando los manifestantes pertenecían al extinto Ejército Popular Sandinista (EPS), que combatió con las armas a la Resistencia Nicaragüense, conocida como la "Contra".

El Ejecutivo también tiene como vicepresidente a Omar Halleslevens, quien fue jefe del Ejército de Nicaragua hasta 2010 y tampoco se ha pronunciado sobre las protestas.