•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Universidad Nacional Agraria, UNA, está realizando estudios in situ de la afectación que estaría causando al medio ambiente la construcción de la carretera de 160 kilómetros en la ribera derecha del río San Juan, con el fin de respaldar la demanda del Gobierno contra Costa Rica ante la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ.

Así lo afirmó el Rector de dicha Alma Máter, Telémaco Talavera, quien explicó que el estudio está a cargo de docentes especialistas y de estudiantes, y que el mismo se enfoca en el agua, en la cantidad de sedimento que hay en la cuenca y en la alteración a la flora y de la fauna.

El académico no precisó la fecha en que darán a conocer un informe final, pero aseguró que estarán dando informes periódicos para respaldar la demanda del gobierno nicaragüense.

Según Talavera, hasta el momento la obra tica ha causado un “grave e irreversible” daño ecológico que podría crecer si su construcción continúa.

“Seguramente vamos a pasar 50 años y todavía habrá repercusiones físicas, biológicas y ambientales de la actividad que se va a derivar ahí… hay algunos aspectos críticos que nos preocupan. Además del daño en muchas dimensiones, está también la depredación de los bosques”, subrayó.

En cuanto a que autoridades costarricenses anunciaron la suspensión de la obra por falta de fondos y la reforestación a lo largo de los 160 kilómetros de largo de la carretera, Talavera dijo que podrían significar la aceptación “parcial” de la disposición de la CCJ de detener la construcción, y una “simulación” para reducir la “presión política”.

“Ojalá que así sea, porque hay que tomar en cuenta que esa carretera se hizo sin estudios de impacto ambiental… veremos si Costa Rica trata de obtener los recursos para seguir haciendo la carretera, pero tenemos confianza en que por la razón y por el  bienestar de nuestros pueblos, el gobierno de Costa Rica hará eco de lo que muchas voces costarricenses” han calificado como “ecocidio”, apuntó.