•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En las afueras de las instalaciones del Centro Quirúrgico Médicos Unidos S.A., Cqmusa, permanecían ayer un grupo de extrabajadores de diferentes áreas, quienes con los rostros cansados, asoleados y ya exasperados, aguardaban noticias sobre su situación laboral, luego de que se anunciara el cierre de la empresa.

Entre el personal que ayer buscaba información oficial estaban guardas de seguridad, camilleros, enfermeros y personal de mantenimiento, los que también aguardaban por su correspondiente liquidación.

Y es que desde el pasado lunes 12 de marzo, estas personas se encuentran resguardando el lugar, al que ya no pueden ingresar para continuar con sus labores por cierre de operaciones hasta nueva orden.

En el caso de los pacientes, estos son remitidos de inmediato, por boca de un par de agentes de seguridad privada que resguardan por ahora el local, a la Policlínica Cruz Azul.

Un cartel fijado en la puerta principal del centro indica “Cerrado”, y que toda la atención médica se realiza en Cruz Azul, centro ubicado del Busto José Martí, una cuadra al Este, dos cuadras al Norte”.

Al intentar indagar sobre el problema que enfrente la empresa, ambos agentes se abalanzaron sobre el equipo de END, cuestionando quiénes éramos y qué buscábamos.

Tras identificarnos y expresar que llegábamos en busca de información,  nos informaron que no podíamos ingresar por órdenes expresas de la Dirección.

A través del ventanal del local pudimos conversar con Celia Flores, quien laboraba en el área de Servicio al Cliente, y expresó que también está esperando respuesta dentro del centro resguardado por los agentes de seguridad.

Con las esperanzas casi perdidas, Celia, otra de las extrabajadoras del centro asistencial, no se mueve del lugar, esperando, al igual que el resto del personal, su liquidación.

Asegurados inconformes
Médicos Unidos atendía las cuatro modalidades de asegurados: adulto mayor, riesgo profesional, eventos (pacientes privados del seguro) y salud previsional.

En la puerta, tratando se ingresar, entrevistamos a Maryorie Alejandra Zavala, quien con su tierno en brazos regresaba inconforme sin las órdenes de leche que retiraba en este centro, pero que ahora debe hacerlo, en contra de su voluntad, en Cruz Azul.

Estoy viniendo y me salen con esto (el cierre). Me hacen dar vueltas y me genera más gastos, y no dan respuesta”, expresó Zavala.
Jorge Salomón González, otro paciente que llegó al centro acompañado de una vecina, se lamentaron porque “nos mandan al ‘Simón Bolívar’ para retirar una parte de los medicamentos que no nos dan”.

¿Tendrá capacidad Cruz Azul?
Mario Valle, uno de los propietarios de Cruz Azul, estaba en una reunión cuando se le quiso consultar si tendrán capacidad para atender a los más de 12,000 asegurados que tenía Médicos Unidos hasta 2010, según datos de la Dirección de Estadísticas Económicas y Sociales.

Ese año Cruz Azul tenía más de 23,000 afiliados del Seguro Social, y es probable que a la fecha la cantidad de pacientes de ambas instituciones se haya incrementado.