•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A las cuatro de la tarde de ayer, los exmilitares suspendieron el tranque vehicular que mantenía completamente bloqueada la Carretera Panamericana en Sébaco, con lo cual obstaculizaban todas las vías de acceso a la capital.

Francisco Escoto Centeno, líder de quienes han mantenido tranques en el Norte, aseguró que están coordinados con delegaciones de desmovilizados militares en Jinotega y en Estelí, para que allí también se suspendan los tranques, ya que una comisión gubernamental les aseguró que hoy los recibirían en la capital para reactivar las negociaciones.

Así mismo, expresó que son conscientes de las afectaciones que estaban sufriendo los transportistas internacionales y nacionales. Mientras duren las negociaciones, Escoto aseguró que no obstaculizarán las vías en esa zona.

Recordó que llevan más de un año negociando con el gobierno, el cual ha estado representado por Roberto López y Gustavo Porras, entre otros, quienes presuntamente les manifestaron apertura para tratar los temas de la propiedad y pensiones que están pendientes, entre otros puntos de interés de los retirados.

Estelí se quedaba sin alimentos y combustible
A consecuencia de los tranques en Sébaco, la población en la ciudad de Estelí comenzó a alarmarse en horas de la mañana de ayer, porque empezaron a escasear productos alimenticios y  combustible.

Los habitantes de los barrios periféricos fueron los más afectados, ya que por su limitada economía, generalmente compran en pulperías, donde se les anunciaba que no tenían algunos productos a consecuencia del bloqueo de la Panamericana.  En uno de los barrios empezaron a cobrar por un huevo hasta C$5, según comprobó EL NUEVO DIARIO.

Los estelianos, antes de conocer la suspensión de la medida de protesta que mantienen los excombatientes, clamaban por una solución al problema. Los transportistas de la región segoviana, por su parte, se pronunciaron, además, inquietos por la falta de combustibles.

Varias estaciones ya solo contaban con reservas para atender emergencias, porque llevaban más de cinco días sin recibir producto.   

Conato en Las Segovias
El tranque de Jalapa, en el kilómetro 289, no duró muchas horas gracias a la mediación de Orlando Zeledón, alcalde de este municipio.
Se supo que los protestantes determinaron como plazo hasta el viernes próximo, para que llegue de Managua una comisión a dialogar con ellos, aunque Vicente Zeledón, líder del grupo, pidió que esas conversaciones se den con la dirigencia nacional de los desmovilizados, que encabezan los líderes del tranque en Sébaco.

Noel Molina, empresario del comercio en Jalapa, quien llegó para mediar, solicitó a los exmilitares suspender el tranque para facilitar el desplazamiento de maquinaria agrícola y el transporte de obreros.

Las amenazas de establecer tranques en otros empalmes de Las Segovias, sobre la Carretera Panamericana, produjo mayor incertidumbre en la población que programa viajes hacia la capital. Incluso, algunas rutas expresas del transporte se han visto afectadas en sus horarios regulares.

León mantendrá bloqueo en empalme

El componente de exmilitares de León anunció que mantendrá el tranque en el empalme con Managua, ya que la comisión gubernamental aún no se acerca a ellos.

Ayer, unos 300 elementos se concentraron en el punto decidido, obstaculizando el tráfico desde las 10 de la mañana hasta pasadas las dos de la tarde.

Eusebio Mendoza, dirigente de la Asociación de Excombatientes “Camilo Ortega, confirmó a EL NUEVO DIRIARIO que hoy nuevamente se apostarán en el sitio.

 Colaboración de Francisco Mendoza, Máximo Rugama, José Luis González y Leoncio Vanegas.