Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los diputados Wálmaro Gutiérrez y Enrique Sáenz, de las bancadas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), prometieron presionar para que los anteproyectos de ley presentados por ambos partidos que buscan regular los precios en la cadena del suministro de los derivados del petróleo, sean discutidos a la mayor brevedad posible ante la comisión económica de la Asamblea Nacional (AN).

Gutiérrez confesó que todavía no se ha avanzado en la discusión, sin embargo aseguró que este jueves presionarán para que la comisión económica “decida abrir ese tema” a fin de discutir la “Ley de Precios de Transferencia”, introducida desde finales del año pasado por la bancada del FSLN, que consiste en medidas legales para evitar que se especule con los precios internacionales del petróleo, lo que implicará controlar los precios de su transferencia, que según el legislador, es donde radica el disparo de los costos.

Por su parte, Sáenz también se comprometió a presionar para que la comisión económica involucre dentro de su agenda la discusión del modelo “Paridad de Costos de Importación”, que está planteado en un anteproyecto de ley propuesto por el MRS, y de llegarse aplicar, permitiría la regulación de la cadena de costos de los derivados del petróleo en el país.

Sáenz agregó que ese anteproyecto de ley demuestra que la oposición al presidente Daniel Ortega, también tiene propuestas para proteger a la población.

Mientras tanto, el director del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores (Indec), Marvin Pomares, ratificó ayer que este jueves, una delegación de miembros de esa organización hará un plantón en las instalaciones de la Asamblea Nacional (AN) para exigir la inmediata discusión de la ley que regule los precios en la cadena del suministro de los derivados del petróleo.

Pomares añadió que también han recibido denuncias de consumidores de que algunas gasolineras muestran el precio de los combustibles en las pizarras, pero cuando llegan a las bombas no se corresponde, sumado a que hay muchas que todavía continúan despachando menos carburantes, lo que calificó como “estafa” y por eso demandó que los diputados revisen esas irregularidades y les den potestad al INE de regular los precios de los derivados del petróleo.