•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un informe que expone el retroceso que Nicaragua está experimentando en materia de derechos humanos será presentado ante el 144 período de audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, por una delegación del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que esta semana viaja a Ginebra, Suiza.

La doctora Vilma Núñez, Presidenta del Cenidh, dijo que viajará con el doctor Mauro Ampié, Director del mismo organismo, para presentar un informe sobre la situación del Sistema Penitenciario Nacional y la obstaculización institucional del trabajo de los defensoras de derechos humanos en Nicaragua, entre otros temas.

Destacó que al mismo tiempo se entrevistarán con la relatora de la libertad de expresión, con el relator de los privados de libertad y con la relatora especial para Nicaragua, Rosa María Belle Antoine, con quienes hablarán de temas específicos.

Así mismo, harán gestiones sobre casos pendientes y en investigación, entre estos, el del concejal Luciano García, el de Margarita Vigil y el de Maximino Rodríguez. A estos dos últimos se les inhibió de participar en las elecciones pasadas.

Por otra parte, insistirán en la aplicación de medidas cautelares para los familiares de los fallecidos en Coperna, en El Carrizo, y para  Marvin Vargas Herrera, presidente de la Fundación de Veteranos de Guerra del Servicio Militar Patriótico, detenido, procesado y condenado por supuesta estafa, en un proceso judicial en cual, según los abogados del Cenidh, no se respetó el debido proceso.

Para la sesión del 26 de marzo, el Cenidh solicitó la presencia de una representación del Estado de Nicaragua, para que escuche los señalamientos y responda a lo que se plantea.

“Otra cosa que solicitaremos es que la CIDH, insiste en (que el organismo haga) una visita a Nicaragua. Por cuatro años consecutivos se ha estado planteando esto, para corroborar la situación interna, sin embargo, el Estado de Nicaragua sigue sin acceder a la petición. Si el gobierno no tiene nada qué esconder, ¿por qué no permiten que una comisión venga a Nicaragua?”, se preguntó la doctora Núñez.