•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cubano Luis Reynaldo Hernández Orijuela, cabecilla de la banda que robó un cargamento de mercadería tecnológica a Comtech, también se identifica como ciudadano nicaragüense, bajo la identidad de Juan Pablo Salazar Villalobos, y la cédula 151170-0083G, según consta en su expediente judicial.

Mientras centenares de nicaragüenses reclamaron al Consejo Supremo Electoral, CSE, sus cédulas de identidad previo a las elecciones generales de 2011, Hernández Orijuela portaba la suya a nombre de Salazar Villalobos, con domicilio en Managua, en el barrio Concepción de María, de donde fue la Ferretería 4, una cuadra al sur y 75 varas al este.

Bajo la misma identidad, Salazar Villalobos, el presunto cabecilla de la peligrosa banda criminal, también posee una licencia de conducir.

La fiscal auxiliar Georgina Murillo dijo a los periodistas que todavía no se ha determinado cómo fue que Hernández obtuvo la cédula de indemnidad nicaragüense.

“Hoy” --ayer-- “no puedo decir que el documento plástico --cédula de identidad-- sea falsificado o no, porque estamos en ese proceso de investigación”,  explicó la representante del Ministerio Público.

Acto seguido, la fiscal auxiliar aseguró que los datos que aparecen en la cédula de identidad encontrada al acusado de origen cubano, son falsos.

EL NUEVO DIARIO se comunicó con la Dirección de Relaciones Públicas del CSE, donde Gema Manzanares, asistente de Félix Navarrete, vocero de ese poder del Estado, informó que este no estaba localizable ni siquiera por la vía telefónica, por encontrarse en un seminario.

Bajo estricta vigilancia en Hospital “Roberto Calderón”
Por el caso Comtech, la Fiscalía le imputa a Hernández la presunta coautoría de los delitos de robo agravado, secuestro, falsedad ideológica y uso indebido de emblemas, uniformes y pertrechos del Ejército y de la Policía Nacional.

Hernández permanece en el Hospital “Roberto Calderón”, bajo estricta vigilancia policial, con tres fracturas en la pierna derecha, las cuales sufrió al caerse cuando intentaba saltar el muro perimetral de la finca donde escondían parte de la mercadería robada a Comtech.

La jueza Distrito Penal de Audiencia de Tipitapa, Vicky López, informó a EL NUEVO DIARIO que mañana miércoles se presentará en el referido centro asistencial para hacer la audiencia preliminar al acusado de doble identidad.

Por su parte, el abogado Carlos Javier Chavarría, quien ejercerá la defensa de Hernández, se quejó ante la judicial porque, supuestamente, la Policía no permite al personal de enfermería suministrarle el medicamento correspondiente a su cliente.

Prisión preventiva a tres acusados
Este lunes, la jueza López impuso prisión preventiva a tres de los ocho acusados: Nelson Calero Somarriba, de 39 años; Nelson González Calderón, de 41, y Nelson Pizano Valdez, de 46, quien es originario de La Habana, Cuba.

Además de imponerles el arresto preventivo, la judicial ordenó la tramitación compleja del proceso, es decir, que se duplican los plazos, y programó audiencia inicial para el próximo 30 de marzo a las diez de la mañana.

La judicial también ordenó la captura de Fausto Castro Mairena, Andrés López, Francisco Calero Mercado y José Noel Hernández, este último miembro de la Policía Nacional.

De los ocho imputados, solo a los extranjeros Hernández y Pizano la Fiscalía les atribuye la presunta autoría del ilícito de crimen organizado.

Esto porque, supuestamente, desde 2010 han venido estructurando un grupo con fines delincuenciales para obtener lucro personal, mediante la ejecución de estelionatos, secuestros extorsivos, falsificación de documentos y robo agravado en perjuicio de particulares y empresas.

La fiscal auxiliar, Georgina Murillo, dijo a los hombres y a las mujeres de prensa que todavía no puede afirmar o descartar si los otros involucrados en el  robo --y cuya identidad se desconoce-- son o no policías.

Recuperación de equipos
La Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional informó la tarde del lunes, que después del allanamiento hecho a una casa ubicada en el lugar conocido como “Las Esquinas”, en el kilómetro 36 de la Carretera Panamericana Sur, no han encontrado más mercadería robada a Comtech, el pasado 3 de marzo.

El fin de semana, la jefa de la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ, comisionada general Glenda Zavala, informó que en el primer allanamiento  recuperaron 593 computadoras, más 86 en Las Esquinas y tres en Managua, totalizado 682, por lo que faltan siete para recuperarlas todas.

De las minilaptops, la Policía hasta el fin de semana había encontrado 129 de las 150 que fueron robadas a Comtech, indicó la jefa policial.

Vecinos no lo conocen
En la dirección que sita en el barrio Concepción de María, donde fue la Ferretería 4, una cuadra al sur, 75 varas al este, los vecinos dijeron no conocer a ningún Juan Pablo Salazar Villalobos, nombre con el que aparece el cubano, Luis Hernández Orijuela, en la cédula de identidad que le ocupó la Policía.

El único Pablo conocido entre los habitantes de ese sector labora como vigilante en un taller de mecánica, y se llama Pedro Pablo Chavarría, dijo una señora que solo se identificó como “Juanita”.