•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La más reciente encuesta en el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas, Mipymes, que presentó el Instituto Nicaragüense de Desarrollo, INDE, revela que las mujeres están a la vanguardia en este negocio, sin embargo, el sector demanda mayor capacitación, la necesidad de tener acceso a tecnología y a préstamos más blandos para hacer crecer sus empresas y así ser más competitivos.

El estudio, que concluyó en noviembre del año pasado, fue elaborado por la Universidad Wake Forest, de Carolina del Norte, en los departamentos de Managua, Chinandega, Estelí, Jinotega, Chontales, Matagalpa y León, tomando como referencia una muestra de 715 empresas para definir las fortalezas, debilidades y necesidades del sector.

El director de Colaboración Educativa y Red de Empresas y catedrático de esta Alma Máter, Ajay Patel, manifestó que un 51.3% de los negocios es manejado por mujeres, pero en el sector de las micro. El restante 48.7% son hombres que dirigen el negocio.

“Los hombres quieren crear impacto en su comunidad, las mujeres, por otro lado, adoran mucho su libertad para adoptar su propio enfoque al trabajo”, señaló Patel, al referirse a las motivaciones que tienen cada uno de los géneros al momento de abrir una empresa.

 

La mayoría comenzó su negocio
El 86% de los representantes de estas empresas comenzaron su propio negocio, apenas el 10.8% dio continuidad a una empresa familiar, y el 2.8% compró la compañía. Los resultados de este informe indican que la gran mayoría de estas empresas están el sector comercial (38.0%), en el área de servicios (30.7%), manufactura (23.9%), agricultura (3.0%) y en otros sectores de la economía (4.4%).

“Se ha demostrado que las mujeres en Nicaragua son más emprendedoras y tienen más iniciativas empresariales, y los mismos resultados revelan que ellas se preocupan más por capacitarse”, enfatizó el director ejecutivo de INDE, Guillermo Rivera Cáliz.

Por otro lado, 549 de las 715 empresas dieron información de trabajadores de tiempo completo que emplearon durante 2010. Las microempresas emplearon a 1,201 personas, las pequeñas  936, y las medianas contrataron 263 trabajadores.

En temas de capacitación, quedó demostrado que hombres y mujeres tienen la misma disponibilidad, sin embargo, las primeras en un 49% hacen un mayor uso de estas alternativas, para hacer crecer su negocio, frente al 43.7% del género masculino.  

Los microempresarios tienen menos capacitación disponible, y la usan significativamente menos que los dueños de Pymes, dice el estudio.

“Hay que dar respuesta a la necesidad que están planteando los empresarios, pero ser más específicos con el tipo de capacitación y asesoría, dando servicios que respondan más específicamente a la necesidad de ser más selectivos con las empresas y no hacerlo tan masivo”, puntualizó el director ejecutivo del INDE.