•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Seis de cada 10 nicaragüenses opinan que la legalización de las drogas provocaría el incremento en el consumo, según los resultados de una encuesta electrónica elaborada por la firma de consultores M&R Asociados.

Pese a eso, un 56.5% de los encuestados consideró también que una posible despenalización de las drogas permitiría destinar recursos a otras áreas sensibles como la prevención del consumo y el tratamiento a personas adictas.

La encuesta electrónica fue realizada a 803 personas de ambos sexos y mayores de 16 años, entre el 15 y el 21 de marzo. El nivel de confianza es del 95.5% y tiene un margen de error del 3.53%.

Entre los hallazgos resalta que cinco de cada 10 ciudadanos cree que la despenalización de las drogas no contribuiría a erradicar la violencia que genera el narcotráfico, como consecuencia de las disputas por el control de territorios y rutas de trasiego de narcóticos entre las distintas mafias organizadas que existen en la región centroamericana

Despenalizar para uso medicinales
Por su parte, el 65.9% de los consultados se mostró de acuerdo conque se despenalicen las drogas para usos medicinales, siempre y cuando previamente se dé un debate profundo y serio sobre el tema.

Por otro lado, poco más de la mitad de los encuestados --55.5%-- opinó que “bajo ninguna circunstancia” el gobierno debe considerar despenalizar las drogas.

Durante una actividad militar esta semana, el presidente Daniel Ortega rechazó la propuesta de despenalización de las drogas, argumentando que esto sería como aceptar que los gobiernos fueron derrotados por el crimen organizado y el narcotráfico.

“No tiene sentido la despenalización, despenalizar la droga sería como decir, ‘estamos derrotados’. Sería legalizar el crimen, porque promover el consumo de drogas, facilitar el consumo de drogas es un acto criminal”, dijo el mandatario.

El debate sobre la despenalización de las drogas fue suscitado por el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina, quien intenta consensuar una estrategia regional para luchar contra este flagelo. El primer país en tomar una medida parecida fue Portugal, nación que en 2000 despenalizó el consumo y posesión de drogas.

Hoy, en Antigua Guatemala, los mandatarios centroamericanos sostendrán una cumbre para conocer el avance de la estrategia regional de seguridad pública, el grado de apoyo de la comunidad internacional a esa iniciativa, y, a la vez, la propuesta de despenalizar el consumo de estupefacientes.