•   Leon, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La protesta ciudadana contra el alza no autorizada del transporte interurbano, que inició en la Ciudad Universitaria, se extendió ayer como reguero de pólvora a distintas comunidades rurales, que rechazan la alteración de tarifa y el maltrato verbal por parte de conductores y de cobradores en buses.
José Francisco Carrasco, de 54 años, líder comarcal de La Gallina --en sector rural de Sutiaba, León--, afirmó que el pueblo ya no aguanta la situación de pobreza, “somos el pueblo presidente y exigimos a nuestras autoridades que regulen el transporte.

No es posible que no nos tomen en cuenta, tenemos que ser escuchados, y vamos a frenar este cobro ilegal, permaneceremos en los tranques hasta que haya una solución satisfactoria”, dijo.

En el empalme del balneario Las Peñitas, en el sector de la aguja, al menos 50 ciudadanos con piedras, garrotes y morteros obstaculizaron el paso vehicular a la ruta León-Poneloya, que supuestamente alteró su tarifa de C$10 a C$15. El plantón permaneció por varias horas.

Movimiento Comunal: Ni un peso más
En horas de la tarde, miembros del Movimiento Comunal se instalaron por segundo día consecutivo en las inmediaciones del templo La Recolección, en el Centro Histórico de la ciudad de León, y obligaron a los transportistas y a los cobradores a regresar a los usuarios los C$4.

“Ni un peso más, ni un paso atrás”, era la consigna de los protestantes, que permanecieron durante dos horas con altoparlantes, convenciendo a la población de que se resista a pagar más de la tarifa establecida.

María Lourdes Centeno, de 48 años, habitante de Poneloya, expresó que no van a permitir que los transportistas hagan de las suyas, “la carretera está en buen estado, la gente viaja todos los días, los buses permanecen llenos, y no pueden decir que gastan mucho combustible”, afirmó Centeno, tras exigir que la tarifa permanezca congelada en C$10.

Según Ismael López, habitante de la comunidad de Salinas Grandes, desde este jueves instalaron tranques en el camino con el objetivo de presionar a los transportistas.

“Aquí todos somos perjudicados, los estudiantes que viajan diario a León tienen ese problema, pagaban C$10, que para nosotros es una tarifa alta, y ahora nos están exprimiendo con C$15, es una irregularidad lo que está pasando, tenemos que sacar de nuestras bolsas C$30 para ir a León y luego retornar a nuestros hogares”, dijo López.

Por su lado, el transportista Pedro Calero, de 65 años, miembro de la Cooperativa Cobul, en León, destacó que la gente está engañada, “piensan que el gobierno nos entrega subsidio para el combustible, cuando lo que en realidad tenemos es una rebaja que no nos solventa el problema que atravesamos --de insolvencia-- por los altos costos de los derivados del petróleo y otros repuestos”, señaló Calero, quien se bajó de su unidad de transporte para discutir acaloradamente con los protestantes en el sector del templo La Recolección.

Según Gladis Zeledón, responsable de transporte municipal, las tarifas están incrementándose arbitrariamente en las rutas que cubren las áreas rurales del municipio de León.

“La población ha denunciado las irregularidades que se están cometiendo en la ruta León-Salinas Grandes, donde la tarifa pasó de C$10 a C$15; León-Las Peñitas C$10 a C$13; Las Leches C$10 a C$15. Vamos a actuar en contra de estos transportistas que continúan haciendo de las suyas”, detalló.

MTI satisfecho
Por su parte, Mario Hernández, supervisor de transporte terrestre del MTI, afirmó que desde el sábado que se aplicó el incremento en el transporte interurbano, han estado supervisando en la terminal de buses que todas las cooperativas cumplan con el incremento de tarifa establecido.

“No vamos a permitir que ningún transportista o cooperativa infrinja lo establecido por las autoridades”, dijo Hernández.

El funcionario público destacó que hasta el momento se han cumplido satisfactoriamente, las disposiciones de esa entidad referidas al incremento autorizado por el MTI.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus