•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una a una la fruta de mango es seleccionada y colocada en la banda de la máquina que clasifica el tamaño de cada ejemplar. Nury Díaz Rayo y su esposo trabajan en la planta agroindustrial Frozen Fruit S.A.,  la única planta que procesa y congela frutas en Nicaragua, para exportar a mercados como Estados Unidos y Europa.

La planta, cuya inversión asciende a los US$4 millones, está ubicada en la comunidad El Jicaral, a 90 kilómetros al noroeste de Managua, en el departamento de León.

“Aquí solo quedan dos cosas en qué trabajar: en la pesca para los que pueden o en la planta congeladora Frozen Fruit”, explica Díaz, madre de seis niños.

En el pasado, antes de conseguir empleo en la planta Frozen Fruit, ella tenía que emigrar a la capital a buscar empleo. Hoy, en cambio, tiene un trabajo formal, permanente, donde devenga un salario quincenal de C$2,000.

El impacto económico que Frozen Fruti está generando en las economías de familias muy pobres, originarias de las comunidades cercanas como San Francisco Libre y las Mojarras, ya es significativo.

Ayer, durante su inauguración, a la que asistieron empresarios nacionales y extranjeros, así como funcionarios de gobierno, se expuso que la agroindustria actualmente genera 180 empleos directos y beneficia a cerca de 400 familias de las comunidades vecinas.

El presidente de la Junta Directiva de Mangosa y socio de Frozen Fruit, Fernando Paiz Andrade, de origen guatemalteco, aseguró que la empresa ha tenido un crecimiento sostenido anual del 20% desde que inició sus exportaciones con apenas 60 mil cajas de mango.

“El primer producto que se exportó fue mango. Nicaragua tiene el orgullo de ser la primera plantación de mango que se hace fuera de Malasia e India, ahora exportamos un millón y medio de cajas”, detalló el empresario, quien agregó que además de mango, habrá dos productos exportables con los que pretenden incrementar los volúmenes de ventas de la empresa, como los tostones prefritos y el camote en forma de papitas fritas.

Pero, además, la empresa también exportará el okra, el edamame, que es una semillita de soya que comen los japoneses en sus restaurantes, y aros de cebolla.

Los principales inversionistas de la Planta de Congelados Frozen Fruit S.A., son Mango S.A., Mangosa, representada por el empresario guatemalteco Fernando Paiz Andrade y el Grupo CarbAmericas, representada por el empresario estadounidense Harvey Pollak.
 

Pellas destaca valor agregado
El presidente del Grupo Pellas, Carlos Pellas, uno de los invitados especiales a la inauguración, remarcó que Frozen Fruit  está transformando en el país la manera tradicional de exportar  frutas locales.

“Estamos hablando de que venderá en el exterior el mango partido, plátano y okra procesado de diferentes maneras, así que le da más valor agregado y genera más empleo”, subrayó, tras reiterar que como empresario nicaragüense respalda y felicita ese tipo de inversión.
 

Gobierno destaca inversión
En lo anterior coincidió el director ejecutivo del Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex, Jorge Molina, quien añadió que “antes nadie, nadie, le sacó valor a las frutas. En los últimos años hemos exportado naranjas a Costa Rica, país donde la vendan al exterior procesada. De manera que hasta ahora, el país se suma a esta tendencia”, mencionó.

Por su parte  la vicetitular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Verónica Rojas, destacó que la nueva planta deja claro lo “atractiva” que es Nicaragua para la inversión.

Además, hace evidente “el potencial que tenemos para la producción, y algo muy importante es que la inversión se vincula con la comunidad”, señaló.

Recordó que San Francisco Libre, una de las comunidades de donde saldrá la mano de obra para Frozen Fruit, por siglos, por décadas, ha sido muy pobre, “y el hecho de que  tener una fábrica que transforma productos propios y los coloca en el mercado externo, tiene un impacto muy grande, ya que generará empleo (todo el año). Por otra parte, integra el aspecto de educación y salud”, expuso.

De manera que “como gobierno reconocemos la gran importancia que tiene, y por nuestra parte lo que hemos hecho es  facilitar

seguridad y las condiciones básicas”, apuntó.

Entre tanto, el  embajador de Guatemala en Nicaragua, Antonio Castellanos,  manifestó sentirse orgulloso por la inversión descrita.

“Es una muestra de integración centroamericana, me llena de orgullo porque inclusive está llegando a comunidades digamos marginales”, resumió.
 

Carlos Pellas destaca paz social
El empresario nicaragüense Carlos Pellas, líder del grupo Pellas, enfatizó que los inversionistas extranjeros se están “arriesgando” en colocar su capital en el país, porque ven a los inversionista nacionales hacerlo, y esto se debe a  que la relación tripartita entre el sector privado, gobierno y sindicatos se ha fortalecido, lo que genera mucha “tranquilidad” al inversionista.

“Esto genera mucha tranquilidad a los inversionistas nacionales y extranjeros, porque nos da paz y manda un mensaje de que todos estamos de acuerdo de cómo debe ser el camino para sacar a Nicaragua adelante”, expresó el empresario.

Sin embargo, la crítica no se dejó esperar y el empresario Pellas puntualizó que aunque hay reglas claras del juego, “tenemos problemas en la institucionalidad del país, en eso sí tenemos que trabajar”, refirió.

El empresario nicaragüense Carlos Pellas realizó el recorrido por la primera planta de congelados Frozen Fruit, convencido de que el país genera tranquilidad al inversionista.