• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Un programa de género en Nicaragua, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), ha empoderado a más de 100 mil mujeres y beneficiado a unas 35 mil familias en este país, informaron fuentes oficiales.

La directora del Instituto Nicaragüense de la Mujer (Inim), Isabel Green, dijo en un acto oficial que el programa de equidad de género, valorado en ocho millones de dólares, se ha ejecutado en 15 municipios nicaragüenses con la financiación de la AECID y la participación de nueve agencias del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y 13 instituciones del Estado.

Con ese programa se mejoraron las condiciones de vida de 9 mil 728 mujeres de manera directa y unas 113 mil 814 féminas participaron en los procesos de consulta para elaborar los presupuestos municipales con prácticas de género, destacó, por su lado, el coordinador residente del PNUD en Nicaragua, Pablo Mandeville.

Según los resultados divulgados este miércoles, el programa de equidad de género fortaleció las capacidades de 12.848 mujeres en los 15 municipios donde se ejecutó.

Esas mujeres dirigen microempresas agrícolas, productoras de comida típica, como rosquillas, o de vestuario, entre otras, y se capacitaron en programas de computación en 14 aulas informáticas instaladas en distintos puntos de este país.

Además, la iniciativa permitió un "avance significativo" en la "institucionalización de las prácticas de género" en Nicaragua, de acuerdo con los resultados.

El coordinador de la AECID en Managua, José Manuel Mariscal, admitió en el acto oficial que la ejecución del programa significó un "gran reto", porque trabajaron en conjunto nueve agencias del PNUD, 13 instituciones estatales y 15 municipales.

La gran lección y conclusión tras casi cuatro años del programa, sostuvo, es que "trabajando juntos, uniendo esfuerzos, compromisos entre todas las instituciones, se consiguen muchos, mejores y mayores resultados para beneficio de la población".

La iniciativa también rehabilitó y equipó unos 14 centros de desarrollo infantil que atienden a más de 1.500 menores, mejoró 15 casas maternas para madres de comunidades lejanas e incrementó el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva a 8.781 mujeres, incluyendo a víctimas de violencia sexual e intrafamiliar, precisó Mandeville.

El programa "es un ejemplo" y una "gota a seguir", agregó.

Mariscal Arroyo, por su parte, pidió a Nicaragua dar "continuidad" a la iniciativa de equidad de género, "porque este no es el fin del programa, este es el verdadero comienzo" para que este país impulse e instale la "perspectiva de género" en los sectores público y privado, anotó.