• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • AFP

Los presidentes Mauricio Funes (El Salvador), Porfirio Lobo (Honduras) y Daniel Ortega (Nicaragua) se reunirán el viernes en San Salvador para revisar planes de desarrollo del Golfo de Fonseca, que comparten los tres países y ha sido objeto de diferendos territoriales.

Los presidentes retomarán "la Declaración de Managua de 2007, que reconoce al Golfo de Fonseca como una zona de paz y desarrollo sostenible", señaló la cancillería salvadoreña en un comunicado.

Según la cancillería, los mandatarios, que tienen prevista su reunión en la Casa Presidencial a las 15:00 locales, definirían "una hoja de ruta para avanzar" en planes de desarrollo, que estarían enfocados en aspectos turísticos, comerciales y de seguridad.

El 4 de octubre de 2007 en Managua, con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, como testigo, los tres gobiernos firmaron una declaración que definió al Golfo de Fonseca como una "zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad".

En años anteriores los países han intentado avanzar en proyectos en la zona, como el que pretendían ejecutar en 2002 Nicaragua y El Salvador, que incluía la puesta en funcionamiento de un ferry para facilitar el comercio y transporte de personas; pero la iniciativa no prosperó por su alto costo económico, según los gobiernos.

El miércoles, Nicaragua anunció que ha propuesto a los gobiernos de Honduras y El Salvador potenciar el desarrollo turístico y la explotación racional de la pesca en esa zona.

"Estamos hablando del (desarrollo del) Golfo de Fonseca como un multidestino turístico", y otras "tantas potencialidades" que ofrece para explotar de manera conjunta, afirmó la primera dama y portavoz del gobierno nicaragüense, Rosario Murillo.

El Golfo de Fonseca ha sido escenario de tensiones políticas y conflictos, incluso armados, entre pescadores y guardacostas que se acusan mutuamente de incursiones ilegales en aguas jurisdiccionales.

Los tres países centroamericanos tienen acceso a las aguas del Golfo de Fonseca, pero sólo Nicaragua y El Salvador tienen salida al mar.