•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La dirección del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dijo que este año les sorprendió la actitud de la representación del gobierno nicaragüense por su negativa a contestar los señalamientos de violaciones a los derechos humanos, e incluso ante las preguntas que los mismos relatores hicieron en el 144 Período de Audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

Para el doctor Mauro Ampié, Director del Cenidh, quien estuvo en la sesión, fue lamentable que el Estado de Nicaragua se limitara a hacer publicidad sobre los programas gubernamentales, en vez de contestar a las situaciones descritas como violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Nicaragua.

“En otros años, aunque a veces no compartamos las explicaciones, la delegación ha hecho planteamientos concretos sobre los casos específicos mencionados en la sesión, pero este año se limitó a hablar de los proyectos y de sus avances, mencionando estadísticas que aquí no son facilitadas”, recalcó.
 

Delegación sí sabía temas de la agenda
En su momento, el representante de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos, OEA, Iván Lara, dijo que les habían tomado por sorpresa con aspectos que los puntos que no estaban en agenda, sin embargo, Ampié asegura que entre el tema del proceso electoral, de la violencia post electoral en Coperna y El Carrizo, así como las limitantes a los derechos políticos de la población, entre otras situaciones específicas mencionadas, eran del conocimiento de la delegación diplomática.

El representante del Cenidh destacó que en los últimos años la posición del gobierno nicaragüense ha sido no atender las recomendaciones de la CIDH.

La instancia de derechos humanos nicaragüense pidió a la CIDH, en primer lugar, que con base en el artículo 41 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos se requiera información por escrito al Estado de Nicaragua sobre los hechos narrados en esta audiencia, y, en su oportunidad, se solicite al Estado investigar, juzgar y sancionar a los responsables de los actos de violencia, así como se le llame la atención respecto de las prácticas violatorias de los derechos civiles y políticos de los y las nicaragüenses.

En segunda instancia, consideran urgente que la CIDH dicte las medidas cautelares solicitadas en el caso de Coperna y en el de El Carrizo.

Por otra parte, señalan que dada la gravedad de las violaciones descritas y la negativa del Estado de permitir una visita de la CIDH, consideran indispensable que la Ilustre Comisión incluya a Nicaragua en el Capítulo IV de su Informe Anual.

En el 144 Período de Audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, participaron como peticionarios la doctora Vilma Núñez de Escorcia y el doctor Mauro Ampié, acompañados por Alejandra Nuño y Marcia Aguiluz, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, CEJIL.