•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una inmensa mano abierta, que surge de la tierra, y entre dos de sus dedos unas palomas aparentan salir revoloteando. Esa es la propuesta que se tiene para la construcción del monumento al ALBA. La idea, según el creador del boceto, el escultor italiano Maurizio Governatori, es representar el trabajo, el poder de creación y la paz.

Funcionarios del Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, el secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, y los arquitectos de esta institución, ya están al tanto del diseño, y según Governatori, la propuesta gustó mucho, pero será hasta que el presidente Daniel Ortega dé el visto bueno o proponga algún cambio, que las ideas se solidificarán.

El escultor precisó que el tamaño propuesto para el monumento es de 20 metros de alto, y que esta medida surge de la observación que realizó del sitio y de la arquitectura urbana que hay alrededor.

“La mano es hiperrealista, de poder, muy eficaz. El mensaje se puede concebir solo con una mano, que representa el elemento simbólico de la tierra. Surge una mano alta, pero es una mano creadora, donde puede surgir la paz”, explicó Governatori.

El próximo 3 de abril Governatori retorna a su país, pero aseguró que si recibe alguna respuesta antes de esa fecha, se quedará el tiempo necesario para la elaboración del monumento, que puede ser de apenas dos meses, si se trabaja incansablemente.

Monumento muy particular
“Este monumento será particular. No hay nada similar en otra parte, ahora solo depende de los nicaragüenses”, agregó el escultor.
Governatori es un reconocido escultor que en 1983 vino por primera a vez a Nicaragua a trabajar en una pintura mural sobre Rubén Darío, en el Palacio Nacional. Luego hizo otro mural en el Convento San Francisco, sobre la historia de Granada.

Se espera que el monumento esté ubicado en el parque “Luis Alfonso Velásquez Flores”, el cual está siendo remodelado desde el año pasado.