•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministerio Público de Nicaragua, a través de la Unidad Especializada Anticorrupción y contra el Crimen Organizado, presentó ayer formal acusación contra Henry Fariñas, de nacionalidad nicaragüense, por los delitos de transporte ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, en su modalidad internacional, así como por lavado de dinero, bienes y activos, y crimen organizado.

En la extensa acusación presentada ayer sábado, basada en investigaciones policiales realizadas desde inicios del año 2010, se asegura que Henry Aquiles Fariñas Fonseca era el jefe de una organización criminal en Nicaragua, que se encargaba de asegurar el tránsito de droga que provenía de Costa Rica y que se dirigía hacia Guatemala.

De acuerdo con las investigaciones, para trasegar la droga, Fariñas a la cabeza de un grupo operativo de colaboradores, utilizaba la ruta del Río San Juan y luego la hacía llegar vía terrestre a Managua a través de vehículos modificados. Posteriormente se hacía llegar a Guatemala.

En la extensa acusación radicada ayer en el Juzgado Quinto de Distrito Penal de Audiencias de la capital, junto a Fariñas se presentan los mismos cargos contra seis colaboradores suyos, entre los que están su propio hermano Pedro Joaquín Fariñas Fonseca y los ciudadanos nacionales y extranjeros Guillermo José Blandón Cerda, Hugo Mauricio Jáenz Figueroa, William Vargas Conrado, Julio Antonio Calero Pasos y Gerald James Shackelford Vaughn, en calidad de coautores.

De los siete acusados, tres están en prisión, siendo estos los hermanos Henry y Pedro Joaquín Fariñas Fonseca y Hugo Jáenz Figueroa. Para los otros cuatro acusados la Fiscalía está pidiendo la correspondiente orden de captura. Sin embargo, el último de ellos, Shackelford Vaughn presuntamente radica en Panamá.

En la acusación se explica que los otros seis acusados han dirigido acciones de droga en algunos casos y en otros han lavado dinero proveniente de las actividades narco, o bien han constituido directivas de casi una decena de sociedades anónimas de papel, que servían para "legitimar" el dinero obtenido de las actividades criminales.

Para hoy a primera hora se espera que el Juez Quinto de Distrito Penal de Audiencias de la capital, realice la audiencia preliminar a los hermanos Fariñas --Pedro y Henry-- y al tercer detenido, Hugo Jáenz Figueroa.

Vínculo con "El Palidejo"

La acusación refiere que desde inicios del año 2010, la Dirección de Investigación de Drogas viene dándole seguimiento a una organización del crimen organizado internacional, que se emplea para el traslado de cocaína desde Costa Rica hacia Guatemala, utilizando una ruta entre Puerto Limón, Monkey Point, Nueva Guinea, San Carlos y Managua, donde era recepcionada por narcotraficantes extranjeros para trasladarla a Guatemala.

Se indica que los cargamentos de droga entregados por la estructura de Fariñas era trasladada luego a Guatemala por el grupo conocido como “Los Charros”, quienes son los representantes en Centroamérica del Cártel de la Familia Michoacana, de México, y quienes cayeron en la denominada Operación Dominó.

El grupo de “Los Charros” tenía como su cabecilla al exagente federal mexicano Gabriel Maldonado y a su compatriota David Patrón Arce, quienes el pasado martes fueron declarados culpables, por un juez nicaragüense, de los delitos de lavado de dinero, crimen organizado y tráfico internacional de estupefacientes.

La droga provenía de Colombia, se hacía llegar a Costa Rica y en el vecino país del Sur era trasegada por Alejandro Jiménez, el famoso "Palidejo". El narcotraficante que la enviaba de Colombia supuestamente se identifica como Francisco García, conocido como "El Fresa".

La operación criminal marchaba viento en popa, hasta que en mayo de 2011, según la acusación, Fariñas incumplió el trato y no entregó un cargamento de droga que le entregaron "El Fresa" y "El Palidejo". Se indica que lo hizo para venderla por su propia cuenta posteriormente.

La mayor parte de esa droga fue incautada por la Policía en distintos operativos, sobresaliendo uno en San Carlos, Río San Juan, donde se detectó en septiembre del 2011, que un grupo de hombres andaban ofertando 68 kilos de cocaína a 7,500 dólares cada kilo, según la acusación fiscal.

Fariñas, quien era el gerente general y propietario del cien por ciento de las acciones del club nocturno Elite, en Nicaragua, firmó un contrato con el Teatro Nacional Rubén Darío por cinco mil dólares para la que fue la última presentación de Facundo Cabral en Nicaragua, el 3 de julio del 2011, los que pagó en efectivo.

Por la presentación de quien en vida fue llamado "Trovador Errante", Fariñas obtuvo en concepto de taquilla 423 mil 348 córdobas, según las investigaciones hechas por la Policía.

Dos meses después de "tumbarse" el cargamento de droga, se produjo el atentado criminal contra el vehículo de Fariñas en Ciudad Guatemala, en el que viajaba el cantautor argentino Facundo Cabral.

Para lavar el dinero proveniente de la venta de estupefacientes, Fariñas creó al menos 12 sociedades anónimas y compró propiedades y vehículos lujosos, utilizando para ello el nombre de testaferros, entre los cuales están varios de los acusados, refiere el escrito acusatorio.

Sigue en las celdas de la DAJ

A la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ, ubicada en la Loma de Tisccapa, donde están las celdas de máxima seguridad con que cuenta la Policía Nacional, llegó este sábado por segundo día consecutivo Martha Saballos, quien dijo ser amiga de la familia Fariñas.

La señora, que se mostró nerviosa ante la presencia de los periodistas, dijo conocer a los Fariñas desde hace muchos años y aseguró que se trata de personas "honestas", pero dijo desconocer las causas de su detención.

Saballos, antes de hablar con los periodistas, dijo a los familiares de otros reos que ella era la única pariente cercana de los hermanos Fariñas, y en un inicio aseguró a los policías que era pariente de éstos.