•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La Semana Santa inició con estricta vigilancia epidemiológica por parte del Minsa Central, cuyas autoridades han ordenado la cloración diaria del agua en balnearios tan concurridos como El Trapiche.

La medida ha sido impulsada como parte del Plan Verano 2012, el cual incluye la toma de muestras de agua cada tres días. Según declaró el inspector sanitario, Andrés Mayorga, este es el tercer año consecutivo que el Minsa orienta su trabajo a la prevención de diarreas y parasitosis intestinales en esta temporada.

“Hasta el momento los niveles de fecalismo se han mantenido por debajo de -2, que es el nivel óptimo para el consumo y la recreación humana”, señaló Mayorga.

Dos traumas cerebrales
La otra medida es la instalación y equipamiento de un puesto de salud permanente para atender emergencias como la curación de heridas leves, estabilización de fracturas, realización de suturas, atención primaria de lesiones provocadas por armas corto-punzantes, y politraumatismos, atención de intoxicaciones alimenticias, así como el traslado inmediato al hospital más cercano.

El doctor Anthony Montes, médico general del hospital de Tipitapa, y responsable del puesto de salud ubicado en el balneario, indicó que hasta el momento han atendido a dos personas con traumas cerebrales, provocados por golpes contundentes.

A manera de recomendación, Montes aconseja a los padres de familia fortalecer la protección de sus hijos, principalmente si tienen menos de cinco años, y a los adultos, evitar baños de sumersión si han consumido alcohol.

Cuatro labores de rescate
Por su parte, la Cruz Roja se integró desde ayer a las labores de rescate y de salvamento con un equipo de 15 socorristas, y ya reportan que cuatro personas han recibido los primeros auxilios por heridas corto-punzantes provocadas por botellas rotas.
Según declaró Oswaldo Baldelomar, jefe de Control y Estadísticas de la Cruz Roja en la zona de El Trapiche, hasta el momento no se registran fallecidos ni heridos de gravedad.

Como parte del trabajo de prevención de la Cruz Roja, Baldelomar hizo un llamado de alerta a los padres para que cuiden a sus hijos, y no permitan que entren al agua solos si no saben nadar.

“Muchos padres traen a sus hijos, pero los dejan en el área de juegos sin ningún control, y los niños entran al agua sin la supervisión de un adulto. Hasta el momento hemos podido controlar la situación, pero los padres no deben bajar la guardia”, explicó Baldelomar.

Añadió que a partir del miércoles se activarán dos puestos permanentes con un total de 30 personas que brindarán rescate y salvamento acuático, y servicios de ambulancia, ya que esperan a más de 6,000 turistas nacionales.

Buscan armas
El teniente Leonel Mejía informó que la Policía Nacional continuará las requisas para incautar cuchillos filosos y botellas de vidrio, aunque aseguró que aún no se reportan robos ni altercados violentos.

También indicó que hasta el momento hay cinco reportes de niños extraviados, pero gracias al trabajo coordinado entre la Policía Nacional y la Cruz Roja, todos han sido devueltos a sus familiares.

Verónica Aguirre, miembro del equipo estadístico del Intur, indicó que este año han fortalecido el sistema de control y vigilancia de la institución, ya que tras la disposición presidencial que garantiza la gratuidad de la entrada a los balnearios, se espera que la afluencia aumente al doble de la registrada el año pasado.