•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Equipos y materiales especiales para contener el avance de un oleaje de material oleoso provocado por un derrame de petróleo acontecido hace dos días en Playa Azul, Puerto Sandino está por llegar a Nicaragua, confirmó el viceministro del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, Roberto Araquistaín.

“Puma Energy está trayendo de su filial en Honduras bombas especiales para hacer la succión – del petróleo – y Alba Petróleo puso equipos y materiales a la orden”, aseguró el viceministro del Marena.

Araquistaín aseguró hoy jueves en conferencia de prensa,  que mientras tanto mediante barreras flotantes han contenido el avance de material contaminante. La barrera está hecha con bunes o mangueras especiales y chorizos absorbentes.

“Las barreras flotantes cuentan con bombas especiales que extraen del agua el material oleoso –petróleo- dijo el viceministro del Marena, agregando que el área afectada es de 1.5 hectárea y se localiza en la parte donde está la tubería de trasiego de la empresa Geosoa. La referida tubería fue construida hace 50 años, agregó el funcionario.

El  accidente se produjo cuando personal de  la compañía Puma Energy, subsidiaria de la holandesa Trafigura Beheer BV y a cargo del refinado, distribución y comercialización de petróleo en Nicaragua, trasladaba crudo hacia un barco, explicó el alto cargo.

Según Araquistaín,  ya está reparado el daño que provocó la fuga de petróleo hacía el mar, pero aclaró que están en la búsqueda de otras fuentes de derrame “para evitar que la contaminación se extienda, agregando que se trata de un “trabajo largo y tedioso”.

El viceministro del Marena, dijo que hasta se detenga la aportación del material oleoso, podrán determinar los daños causados al medioambiente como consecuencia del derrame de petróleo.

Por su parte, la ministra de Salud, Sonia Castro, recomendó a los bañistas no introducirse al agua en la zona afectada por el derrame de combustible porque se estarían exponiendo a sufrir daños en la piel.

Castro dijo que hasta el jueves en el centro de salud de Puerto Sandino,  hasta antes del mediodía no había recibido a ninguna persona afectada por el contacto con el petróleo derramado en Playa Azul, el principal balneario de la zona.

“Nuestra recomendación es que si alguien presenta síntomas de contaminación es que acudan al centro de salud de inmediato para que reciban atención médica”, expresó Castro en conferencia de prensa.