•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Monseñor Leopoldo Brenes exhortó este Jueves Santo a los 130 sacerdotes de la arquidiócesis de Managua a vivir en unidad “y evitar las distracciones”. El llamamiento fue hecho por el arzobispo capitalino durante la misa crismal, donde los presbíteros también renovaron sus promesas sacerdotales y el obispo bendijo los santos óleos.

“Al hacer sus promesas sacerdotales se entregaron de manera generosa al Señor – Jesucristo- y el trabajo que él nos encomienda necesita todo nuestro tiempo, no podemos distraernos. El trabajo de la evangelización necesita de esa entrega generosa que muchas veces en 24 horas todavía hace falta”, recalcó el obispo capitalino.

En su mensaje a los sacerdotes, monseñor Brenes dijo que para los sacerdotes distraerse o sea dedicarse a otras ocupaciones “sería negarle tiempo al Señor que nos los pide de manera plena”.

Durante la tradicional misa crismal, monseñor Brenes bendijo una silla tallada en madera preciosa que en lo sucesivo será su sede episcopal, es decir el lugar de donde presidirá las celebraciones eucarísticas.