•   Condega, Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Francisco Nemesio Ponce González de 19 años de edad, se convirtió en la primera víctima por ahogamiento en el departamento de Estelí, en lo que va de la temporada de vacaciones de la semana santa.

El muchacho, murió de asfixia por sumersión en una poza (estanque) ubicado en la comunidad conocida como Venecia, distante a unos 38 kilómetros al noreste de la ciudad de Condega en el departamento de Estelí, y a 185 kilómetros al norte de Managua.

Aparentemente el joven se introdujo a las aguas, luego de haber ingerido alimentos y supuestamente, en una parte profunda de la poza, se sumergió porque ya se había cansado de andar nadando.

Personas que se encontraban en el lugar dieron la voz de alerta e informaron vía radio de comunicación y teléfono celular a la estación de bomberos voluntarios de la ciudad de Condega.

El cadáver del muchacho que era hijo del señor Marcos Ponce fue extraído de la poza horas después, ya que los campesinos del lugar no tienen equipos para hacerlo. Versiones no oficiales han señalado que el muchacho andaba con aliento etílico en el momento que se introdujo al agua.

Este joven se convirtió en la primera víctima por ahogamiento en el departamento ya que las autoridades de la Policía, los bomberos, Cruz Roja, y la Defensa Civil mantienen una férrea presencia en los distintos balnearios públicos o naturales de "El Diamante de La Segovia" así como en piscinas privadas.

La Policía y los organismos de socorro han insistido en sus orientaciones hacia los veraneantes que se introducen al agua que lo hagan sobrios y sin antes haber ingerido alimentos pesados.

En el municipio de Estelí, los socorristas de la Cruz Roja tienen presencia en los balnearios públicos o naturales (pozas de ríos) La Naranjita, El Tular, El Molino, y La Estanzuela, y un centro recreativo privado donde tienen servicio de  piscina.

Hasta este jueves santo un destacamento de la Cruz Roja, ubicado en el lugar había rescatado solo ahí a cuatro personas que estaban a punto de ahogarse, un de ellos fue trasladado al hospital San Juan de Dios de esta ciudad porque sufrió politraumatismo al caerse accidentalmente cuando camina a la orilla de una piscina.