•   Nueva Segovia, Ocotal, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un ahogado, un homicidio y dos fallecidos por accidente ocurrieron durante los días grandes de Semana Santa, según un informe preliminar brindado por el comisionado Pablo Ardón, de la vocería policial en Nueva Segovia.

En tanto, los actos litúrgicos y las procesiones de la Pasión de Jesucristo, transcurrieron normal en todas las parroquias del departamento, con asistencia de miles de feligreses católicos. Los distintos balnearios fueron colmados por bañistas para mitigar el sofocante calor de los últimos días.  

La muerte lo pescó en el río
El muerto por sumersión, respondía al nombre de Santos Ponce Gómez, de 57 años, y pereció la mañana del Jueves Santos, mientras cruzaba la posa El Pipián en el río Coco, en el trayecto que corresponde a la jurisdicción del municipio de Totogalpa, Madriz. El occiso que era oriundo del barrio Sandino de Ocotal, se había ido al río en compañía de un hijo a pescar.

Lo ultiman de cuatro balazos
Marcos Antonio López Acuña, de 44 años, recibió cuatro impactos de arma de fuego, dos de ellos letales, porque le penetraron en la región frontal de la cabeza y otro en la zona abdominal, muriendo al instante. En tanto, Bismarck Reyes Ramos, resultó con otro impacto de plomo en la cabeza, situación que lo tiene internado en el Hospital “Alfonso Moncada Guillén” de Ocotal, adonde fue llevado de emergencia.

El hecho sangriento ocurrió a las 07:30 de la noche del jueves último, en las inmediaciones de la gasolineras “Agroservicio”, salida hacia Ocotal.  El ahora occiso y el herido se encontraban tomando licor en compañía Omar Reyes Ramos, cuando el homicida, identificado como Pablo Pavón, comenzó a dispararles con un arma de fuego. Ardón dijo que todavía se desconoce el móvil del crimen, cuyo presunto autor fue detenido.

Cayó en una estaca de madera
En la comarca La Mía, municipio de Jalapa, el martes último, encontraron el cuerpo sin vida de Donaldo del Socorro Hernández Pérez, de edad no especificada, tirado en la ribera del río. Las autoridades suponen que por el estado de embriaguez en que andaba, el infortunado hombre cayó en el sitio no indicado, porque tenía ensartada una estaca en una de las zonas de las axilas.

Embestida mortal a la medianoche  
Erling Mejía Gómez, de 27 años, fue embestido por un carro blanco que a eso de las 11:20 de la noche del miércoles último pasó a exceso de velocidad en la salida norte de la Carretera Panamericana.

El comisionado Pablo Ardón, de la Policía neosegoviana, dijo que el fallecido se encontraba tomando con otros tres amigos, cerca del puesto de la báscula del MTI, y cuando escucharon el ruido del fatídico automotor, se ubicaron en medio de la calzada a hacerle señales de parada, lo cual fue ignorado por el desconocido conductor. Otros dos del grupo de tomadores resultaron con lesiones.