•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A 855 asciende el número de veraneantes picados por medusas en las playas nicaragüenses, durante la Semana Santa, según el más reciente informe brindado por la Cruz Roja Nicaragüense.

La mayor cantidad de bañistas picados por medusas fue el pasado Jueves Santo, donde hubo 362, mientras el Viernes Santo los afectados fueron a 308 y hasta el mediodía de hoy sábado se contabilizaban 85, indicó Marcos Cortez, oficial de turno del Centro de Operaciones de la Cruz Roja.

Las medusas cuyas picaduras provocan quemaduras de primer grado han afectado a los veraneantes en los balnearios de Jiquilillo en la circunscripción de Chinandega, Masachapa y Pochomil 65 kilómetros al sudoeste de la capital.

El funcionario cruzrojista hizo una seria de recomendaciones a los bañistas para evitar seguir siendo víctima de las picaduras de medusas, entre estas sobresalen las siguientes: Si las medusas se encuentran cerca de la playa, hay que permanecer fuera del agua, en especial cuando su número sea elevado.

Además recomendó la utilización correcta de cremas solares, además de filtrar las radiaciones solares, actúa como capa aislante frente a tentáculos de medusas y otras especies o substancias tóxicas que flotan en el agua.

Cortés señaló que también hay que tener en cuenta que las medusas no atacan, sino que pican cuando se contacta con sus tentáculos de forma accidental. Por ello, hay que salir lentamente, sin movimientos bruscos, para evitar atraer a los tentáculos de manera accidental.

Otro consejo importante dado por el cruzrojista es no tocar nunca una medusa, aunque esté fuera del mar y parezca muerta, puesto que las células urticantes de sus filamentos pueden seguir activas y desprenderse del animal. Y tampoco alarmarse ante su presencia. La mayor parte de las especies mediterráneas no son peligrosas.

En casos de picadura
Marcos Cortez dijo que los síntomas comunes que experimentan las personas al ser picados por las medusas pueden ser ardor, inflamación, enrojecimiento e incluso sangrado.

Es muy importante salir del agua; lavarse con agua salada (nunca dulce, ya que podría romper las células urticantes), no rascarse ni fregarse la piel con arena o toallas; sacar los restos de tentáculos si son aún evidentes y aplicarse un choque de frío mediante una bolsa de plástico llena de hielo durante unos quince minutos explicó el informante.

Finalmente Cortez dijo que no es aconsejable aplicar otras sustancias como el amoniaco, que irrita la piel. Si el estado de la víctima empeora pasada media hora, se debe acudir lo antes posible a un centro sanitario.